in

Pacientes en líos por un robo en el IMSS

Pacientes que llegaron desde antes de las 7 a.m. al laboratorio de análisis clínicos del IMSS en Progreso

Ladrones burlan a un guardia y se llevan un monitor

PROGRESO.— Por lo menos unos 50 derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social no pudieron realizarse pruebas clínicas debido a que se cometió un robo en el laboratorio del IMSS en este puerto.

A los pacientes les reprogramaron sus exámenes clínicos para la próxima semana, pero ello ocasiona problemas a numerosas personas que tienen citas con médicos generales y especialistas para el lunes 20.

El robo se cometió en el laboratorio de análisis clínicos ubicado en la parte norte de los consultorios y en el lado poniente de las oficinas administrativas y del área de Urgencias.

La clínica del IMSS se ubica en la calle 27 entre 74 y 76 de esta ciudad.

Las personas que tenían programadas sus citas para análisis llegaron desde antes de las 7 de la mañana.

Cuando los empleados del laboratorio entraron para empezar a tomar las muestras biológicas se dieron cuenta que estaba forzada una ventana y que robaron un monitor de un equipo.

De inmediato, se reportó el caso a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado y llegaron patrullas y agentes al nosocomio.

Los derechohabientes fueron invitados a salir, pues se cerró el laboratorio para que agentes de la Fiscalía del Estado realicen las investigaciones de ley.

Una guardia de seguridad, de una empresa privada, pidió que no se tomen fotos, tapó varias veces la cámara del reportero del Diario con el argumento de que se necesita permiso de la administración de la clínica.

Pero a la hora cuando se descubrió el robo aún no llegaba el director del nosocomio, Mario Alberto Bengochea Espitia, quien por cierto cuando se le entrevistó dijo que toda información se puede solicitar a Comunicación Social de la delegación del IMSS en Yucatán.

La Unidad de Medicina Familiar del IMSS tiene medio siglo de funcionar en este puerto y, hasta donde se recuerda, es la primera vez que es víctima de un robo.

La clínica trabaja las 24 horas del día durante todo el año. De 7 de la mañana a 8 de la noche se atiende la consulta externa. Las urgencias son las 24 horas.

También cuenta con vigilancia que les proporciona una empresa de seguridad privada, pero al parecer los guardias fueron burlados por uno o varios delincuentes que entraron y robaron en el laboratorio.

Adentro de la clínica no hay cámaras de vídeo para la vigilancia.— G.T.V.

La buena racha de Leones se acaba en Puebla

Cartón de Tony: Nada nuevo bajo el sol