in

“¡Queremos un domo!”

Padres de familia

Padres e hijos de Chapab piden el techado al alcalde

CHAPAB.— Cansados de esperar una promesa, padres de familia de la escuela primaria de educación indigenista “Francisco Javier Mina” se manifestaron ayer viernes en el Palacio Municipal para exigir la construcción de un domo.

Los manifestantes partieron de las instalaciones del plantel hacia los corredores de la sede del Ayuntamiento, alrededor de las 10 de la mañana.

Participaron en la protesta alumnos, padres de familia y maestros.

Durante el recorrido, los pequeños estudiantes, con pancartas en mano, gritaban “¡Queremos un domo!”, “¡Queremos un domo!”.

Promesa

Los inconformes recordaron que hace tres meses el presidente municipal Antonio Salazar acudió al plantel y se comprometió a gestionar dicha obra e incluso se tomaron las medidas y se entregó toda la documentación para la solicitud.

Sin embargo, padres de familia y personal docente de la escuela se llevaron una sorpresa, ya que se dio a conocer que la secundaria de la comunidad y otra primaria de la población fueron seleccionados para la construcción de sendos domos, con recursos federales, en tanto que la escuela “Francisco Javier Mina” quedó excluida del programa. Dicho rezago motivó la manifestación de ayer en el Palacio Municipal, ya que la construcción del techado “fue una promesa del alcalde”.

Los quejosos se plantaron en la puerta de la Presidencia Municipal, donde los papás y el director del plantel, Édgar Tolosa Teh, fueron recibidos por el alcalde.

Tras varios minutos de diálogo, Antonio Salazar se comprometió a construir la estructura solicitada con recursos del municipio, aunque no trascendió la fecha para el inicio de los trabajos.— Sergio Iván Chi Chi

Oaxaca hace ver mal a Yucatán en el Kukulcán