in

Paseantes llegan el fin de semana a Progreso por el 10 de mayo

Foto: Megamedia
aprovechando el calor para bañarse en el mar y consumir bebidas frías en los restaurantes
Familias comenzaron a llegar desde ayer sábado para celebrar el Día de las Madres

 

PROGRESO.— El buen tiempo y el calor que prevalecen en la costa fueron propicios para que arribaran el fin de semana en este puerto numerosas familias que desde ayer sábado comenzaron a festejar el Día de la Madre.

Para los prestadores de servicios, el mes de mayo les beneficia, pues hay calor y bonanza, así como también los festejos del Día del Niño, siguen ahora con el Día de la Madre y el próximo sábado con el del Maestro.

Tal como anticipó la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur) de este puerto, el fin de semana está dedicado a las mamás, y se vio ayer sábado desde temprano cuando llegaron familias completas que se trasladaron a la playa y acudieron a los restaurantes de la zona del malecón.

El arribo de familias visitantes se observó durante todo el día, el clima fue favorable para que pasaran la jornada en la playa.

Ayer, por ser sábado, las rentas de las palapas cerca del andador del malecón se ofrecieron a 150 pesos, pero las sombrillas instaladas cerca del mar se cobraron a $250, incluidas cuatro sillas, durante todo el día.

Hoy domingo se espera que aumente la afluencia de visitantes, la renta de palapas estará a $250 y las sombrillas a $300 todo el día, comentaron encargados de esos negocios ubicados en la playa del malecón tradicional.

Se espera que arriben numerosos paseantes para festejar a las mamás en el puerto. Casas de playa de esta ciudad y puertos de Uaymitún, Chicxulub, Chelem y Chuburná fueron ocupadas desde ayer sábado al mediodía, por la noche y hoy domingo arribarían más temporadistas.

Las ventas en el mercado, zona comercial y los supermercados se incrementaron el fin de semana, por la compra de regalos para las mamás. Las flores tuvieron mayor demanda.— GABINO TZEC VALLE

 

 

Tzucacab, “invadido” por fuertes vientos