in

Pesquerías en quiebra

Un ribereño muestra dos meros que pescó lejos de Progreso. De abril a mayo el precio bajó de $190 a $166

2019 sería el peor año para los que viven de la pesca

PROGRESO.— A menos de cuatro meses que concluya 2019, para el sector pesquero este es el peor año, pues no hay pulpo, la captura de langosta se desplomó y también escasea el mero; las tres pesquerías más importantes de Yucatán están en crisis, afirmó José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente del Estado.

La temporada de mero comenzó el 1 de abril, recordó, y en cuatro meses ya arrojó drástico desplome, los barcos traen de 500 a 700 kilos, así que difícilmente este año se llegue a las 5,000 toneladas.

Carrillo Galaz, quien también es secretario de finanzas de la Confederación Nacional de Cooperativas Pesqueras, señaló que en 2017 se capturaron 6,400 ton de mero y el año pasado, 5,400 ton, mil menos.

“Este año, como está la situación de baja captura, es muy difícil que se alcancen las 5,000 toneladas de mero, así que se deben tomar medidas drásticas porque, de lo contrario, cada año que pase irán disminuyendo los volúmenes de esa especie, se requiere más inspección y vigilancia, respeto a la talla mínima, entre otras medidas”, consideró.

En cuanto a la langosta, cuya temporada se inició el 1 de julio, los dos primeros meses fueron malos, las capturas cayeron drásticamente, los barcos obtienen solo 200 o 300 kilos, 50% menos de lo que pescaron en 2018.

Ante esa situación que resulta incosteable, agregó Carrillo Galaz, de las 32 embarcaciones de la flota mayor solo trabajan 16 y las otras 16 están amarradas en los muelles, no hay suficiente dinero para enviarlas de viaje.

En la costa, abundó el dirigente, a las lanchas langosteras también les va mal, capturan de tres a cinco kilos y a veces solo cuatro langostas, así que los pescadores se ven obligados a dejar esa pesquería y dedicarse al pulpo, pero también esa pesquería, que se inició el 1 de agosto, está tronada.

El primer mes de la pulpeada, recordó, no arrojó los resultados esperados por los cientos de pescadores, pero mantienen la esperanza de que con un mal tiempo se limpie el lecho marino y el molusco se aproxime a las costas.— G.T.V.

 

Oaxaca hace ver mal a Yucatán en el Kukulcán