in

Piden a fieles no desanimarse, ni renunciar en la fe

Con el vicario Aarón Sánchez

PROGRESO.— Numerosas personas participaron ayer en el viacrucis playero, que ya es una tradición de Martes Santo, y en la misa posterior en la parroquia La Purísima Concepción y San José, en el centro de esta ciudad.

Las columnas de católicos salieron a las 4:30 de la tarde por dos frentes.

Un contingente partió del malecón, altura de la calle 60, y marchó al Poniente hasta la 80. Fue encabezado por el vicario parroquial, Aarón Esteban Sánchez Bobadilla.

El otro grupo salió del playón poniente, altura de la calle 98, y marchó al Oriente hasta la 80. Lo presidió el diácono permanente José Melquiades Chan Díaz.

Ambos contingentes marcharon luego a la parroquia, para la misa de 7 p.m.

En el recorrido de dos kilómetros, los feligreses rezaron en las 14 estaciones del viacrucis y reflexionaron sobre el significado de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. En cada estación, la cruz fue cargada por diferentes personas.

“La caída de Jesús debe hacernos reflexionar que somos su iglesia, su familia, su presencia; Cristo cae cuando la iglesia se duerme en sus laureles, cuando pierde el entusiasmo y renuncia a realizar acciones eficaces que respondan a las necesidades de la humanidad”, se dijo en el viacrucis.

En el malecón, conforme avanzó el viacrucis se sumaron más fieles, mientras los bañistas continuaron con sus actividades en la playa, el mar, restaurantes o en la barda, desde donde vieron el recorrido religioso.

Hoy, misa a las 7 p.m.

Hoy miércoles, a las 7 de la noche, en la iglesia parroquial de este puerto será la misa de recepción de los óleos santos.

Mañana jueves, en el campo Hidalgo, a las 19:30 horas será la misa de lavatorio de pies.— Gabino Tzec Valle

Fallece ahogado en una aguada

Cartón de Tony: cenizas, escombro y gárgolas