in

Piden buenas cosechas

Foto: Megamedia

Campesinos de Tahdziú realizan ceremonia maya

TAHDZIÚ.— Productores del municipio organizaron hace unos días una ceremonia maya para pedir lluvia, debido a que la mayoría de ellos ya sembró y otros están en proceso de trabajar sus milpas.

Demetrio Valle Canté, uno de los campesinos que participó en la organización de dicha ceremonia, conocida como “Ch'a Cháak”, destacó que fueron varios días de organización de la actividad.

Señaló que es una manera de pedirle lluvia a Yuum Cháak (Dios de la lluvia), para que no les falte agua a sus cultivos y puedan lograr sus cosechas este año.

Recordó que es una celebración tradicional que se realiza en la comunidad, y en esta ocasión fueron varias familias las que participaron en la actividad.

Todo se realizó en un ambiente de armonía y todos colaboraron en todo momento para reunir las plantas y alimentos que fueron utilizados en la ceremonia, comentó.

Agradecimiento

Valle Canté recordó que todos los alimentos que fueron colocados en el altar y que fueron ofrendados a los dioses o deidades del monte se elaboraron con productos del campo, como una manera de agradecer por la cosecha del año anterior.

Además de la ceremonia maya, el párroco de la iglesia oficio una misa como parte del agradecimiento a Dios, para lo que provee y para que pidan que no falten las lluvias para esta época de producción.

Valle Canté indicó que es una tradición hacer la ceremonia maya en la población, la cual está vigente desde hace muchos años y ahora se transmite a las nuevas generaciones.

Tradición

De acuerdo con un texto del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), la ceremonia del “Ch’a Cháak”, es un ritual practicado por las comunidades mayas, dirigido a los dioses o deidades del monte para que llueva y exista una buena cosecha.

En Yucatán aún persisten comunidades que realizan esta práctica de manera tradicional, según la información del centro público de investigación.

El ritual es realizado en el monte con pocos integrantes, sin embargo, es posible presenciarlo en lugares abiertos como iglesias o patios, con la finalidad de hacerlo más inclusivo para la comunidad.

Durante la ceremonia, varias plantas son usadas de diversas formas: para la construcción del altar, para la preparación de la comida y bebida, así como algunos frutos que son ofrenda para los dioses y santos.

Al inicio del ritual, se realiza la purificación del sitio y de los participantes, con el fin de eliminar los malos aires o espíritus.

El “Ch’a Cháak” representa el vínculo antiguo de respeto y devoción hacia la naturaleza, esto se ve reflejado en el conocimiento y uso tradicional de las plantas y animales para preservar la biodiversidad de las selvas.— Miguel Ángel Moo Góngora

DiariodeYucatán

 

México cae ante República Dominicana en su debut de béisbol olímpico

Cargos políticos para expriistas