in

Piden “peces gordos”

El rancho en la exhacienda San Luis

Sospechan que se arregló la captura de dos abigeos

IZAMAL.— La reciente detención de dos izamaleños por abigeato genera en esta ciudad exigencias de que se detenga a los “conocidos” autores intelectuales de los frecuentes robos de ganado y comentarios de que las capturas fueron orquestadas por denunciantes que son abigeos para desviar la atención y no se les detenga a ellos.

Se averiguó que en la Fiscalía del Estado ubicada en esta ciudad ya suman 30 denuncias por abigeato.

Pequeños ganaderos han denunciado públicamente y en la Fiscalía el robo de ganado vacuno, paneles solares, bombas aspersoras de los sistemas de riego y otros equipos de las unidades ganaderas, parcelas y terrenos en Tekal de Venegas, Sudzal, Izamal y las comisarías izamaleñas de Sitilpech, Kimbilá, Citilcum y Xanabá, entre otras poblaciones.

También se averiguó que el martes 7 en la noche las autoridades detuvieron, en la exhacienda San Luis, a José Inés Medina, originario de Izamal, y Santos Macario Arjona, de Xanabá.

Taxistas dijeron que ayer que se enteraron que las pesquisas llegaron a Jorge Lugo (a) “Tablillas”, chofer del taxi local número 16 que es propiedad de un exdelegado federal y dos veces exalcalde, pero “Tablillas” está prófugo de la justicia, ya que es señalado como cómplice de los ladrones de ranchos.

Indicaron que a Santos Macario en una ocasión se le detuvo por posesión de mariguana y José Inés es conocido como conflictivo y ha sido detenido varias veces.

Entre los habitantes de la región se dice que las autoridades deben poner empeño en su labor para que los abigeos reciban un castigo ejemplar.

Además se afirma que es un secreto a voces quienes son los responsables de los frecuentes robos de ganado y equipos en los pequeños ranchos de la zona.

Bienes recuperados

Algunos ganaderos, a su vez, informaron que en un predio de Cuauhtémoc se encontraron reses y becerros reportados como robados.

Dijeron que los dos detenidos “son solo los gajos de los verdaderos ladrones llamados peces gordos”.

Entre los ganaderos denunciantes se dijo que las detenciones fueron un montaje porque entre los propios denunciantes hay gente dedicada al abigeato pero aún no se les comprueba.

“Es un secreto a voces, ya que cuentan con historial negativo. Se ponen guapos (con el montaje de permitir dos detenciones) para que no los detengan a ellos”, expresó uno de los ganaderos consultados.— Megamedia

 

Síguenos en Google Noticias

Aumenta la confusión