in

Piden reabrir el malecón

Motociclistas paseantes en el malecón

La Canaco: Sería regalo por los 149 años de Progreso

PROGRESO.— Las vacaciones de verano se iniciarán mañana miércoles 1 de julio con las playas cerradas, pero con tiendas, restaurantes, hoteles y expendios de cerveza abiertos, así como casas de playa ocupadas por sus propietarios, a quienes no se les puede impedir que lleguen al puerto y ocupen sus propiedades, dijo Roberto Sánchez González, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur) de este puerto.

El líder de los comerciantes locales consideró que las playas seguirán cerradas en julio y se reabrirían en agosto, pero todo dependerá de los casos de Covid-19, pues hay aumento y no es recomendable la concentración de gente por el riesgo de que se disparen los contagios.

El directivo señaló que la Canaco acata las medidas que las autoridades estatales y municipales disponen para prevenir la propagación del virus del Covid-19, como evitar la concentración de gente, así que la agrupación empresarial lo que hace es llamar a la cordura, a que si no hay motivo para estar en la calle, pues es mejor quedarse en casa.

Señaló que aunque las playas no serán reabiertas en julio, la Canaco insistirá ante las autoridades estatales y municipales en que reabran el malecón tradicional al paso de vehículos, solo para que lo recorran, no para estacionar en esa avenida.

Añadió que con vigilancia policíaca se evitaría que se estacionen en el malecón.

“Ojalá que como regalo del 149o. aniversario de la fundación de la ciudad (que se celebra el 1 de julio), el alcalde Julián Zacarías Curi ordene la reapertura de la vialidad del malecón tradicional.

“Eso ayudará al puerto; los visitantes y habitantes podrán disfrutar desde sus vehículos de un atractivo panorama, podrán ver las playas y los restaurantes que ya reabrieron y funcionan con reservación”, afirmó.

Sobre los temporadistas, el presidente de la Canaco dijo que quienes tienen casas en el puerto tienen el derecho de ocuparlas, de pasar sus vacaciones en la costa, quedarse en sus hogares.

Recordó que en las canceladas vacaciones de Semana Santa, del 4 al 18 de abril, muchos llegaron y hay familias que se quedaron a vivir en la ciudad, dejan derrama económica y así ayudan a la reactivación económica.— Gabino Tzec Valle

Centros de hospedaje

De los hoteles, autorizados para rentar hasta el 30% de sus cuartos, Roberto Sánchez González dijo que los huéspedes son trabajadores, no hay reservaciones de paseantes, a diferencia de otros veranos.

Un verano diferente

“En definitiva estas vacaciones de verano serán distintas, con playas cerradas, baja ocupación hotelera, pocos clientes en los restaurantes, casas de veraneo ocupadas por sus propietarios, sin ferias en la ciudad y comisarías”, expresó.

Tallar la madera para el sustento de la familia