in

Piden realizar en la casa el Hanal Pixán

Enseñan a niños para conservar la tradición yucateca

Como cada año en los días de finados, alumnos de escuelas de Progreso, Izamal, Yaxcabá y Motul llevaron pibes, tamales, flores, atoles y otras ofrendas para armar sus altares de Hanal Pixán.

Progreso

En Progreso, los pequeños del Centro de Atención Infantil se vistieron de mestizos, instalaron altares y recibieron dulces yucatecos.

Presidieron la actividad el personal docente y autoridades municipales representadas por Ivonne Rassam Jiménez, regidora de Asistencia y Desarrollo Social.

Las profesoras explicaron la celebración del Hanal Pixan y los altares que se colocan en las casas.

Izamal

En Izamal, los olores del chocolate, tamales, incienso, velas blancas y de colores inundaron ayer el parque de Los Cañones, en la calle 31 con 40, donde alumnos, padres y profesores de la estancia Tesoritos armaron altares de Hanal Pixán.

Los pequeños lucieron el traje regional para la actividad, que se hizo para inculcarles la tradición de poner ofrendas a los finados en sus casas, dijo la directora del colegio, Adriana Dzib Ruiz.

“Hoy vemos las flores amarillas y blancas, que no deben faltar en las mesas, lo mismo que la jícara de agua, las velas blancas y de colores, y la comida preferida de las animas: tamales, relleno negro, pibes de pollo, además de los panes tradicionales, la jícara de chocolate y el retrato de los difuntos”, detalló.

“Es importante esta actividad porque se crea conciencia entre los más pequeños; les invitamos a que en sus casitas también preparen sus altares para que los niños conozcan más de nuestras tradiciones”, destacó.

La directora interactuó con varios pequeños, al preguntarles si conocen lo que se expuso en el altar, entre alimentos dulces y bebidas.

Además de la directora participaron las maestras, Margely Dzib Ruiz, Yensy Karely Ruiz Koyoc, Ligia Escalante Pech, Érika Leal González, Flora Martín Casanova, Julia Koyoc Ix, Perlita Canché Cimé, Cecilia Martín Casanova, Seydi Cimé Ceballos y Luisa Euán Cauich.

En Kimbilá, Izamal, acompañados de sus padres, los alumnos del jardín de niños Artemio Alpizar Ruz hicieron el Paseo de las Ánimas del campo de béisbol, en la calle 29 con 22, al colegio.

En la caminata, las niñas lucieron hipil bordado a mano, pintado o de punto de cruz; los niños, filipina o guayabera, alpargatas, sabucán y pañuelo rojo.

En la escuela, se realizó una muestra de altares y se explicó a los padres y niños la importancia de celebrar el Hanal Pixán en la casa.

Al final, todos compartieron las ofrendas puestas en las mesas del colegio.

Yaxcabá

En Tiholop, Yaxcabá, los alumnos de la primaria José de la Luz Mena Alcocer instalaron sus altares en el centro de la comisaría.

Unos pusieron mantel blanco; otros, como ancestralmente se hacía, hojas de plátano.

Dulces de yuca, calabaza, mandarinas, naranjas dulces, pozole, chocolate, agua, pibes y tamales se presentaron a las ánimas.

Los maestros hablaron sobre las ofrendas.— G.T.V./ José Candelario Pech Ku

 

Estable un herido de Temax

Fraude a un ganadero de Tizimín