in

Pierden 15,000 colmenas

Una de tantas colmenas que “Cristóbal” dejó inundadas en Yucatán

La producción de miel caería de 7,000 a 1,600 ton

VALLADOLID.— Cuando menos el 50% de las colmenas se perdieron durante casi una semana de lluvias, pues las abejas se murieron, en perjuicio de cientos de apicultores del oriente de Yucatán, dijo Rolando Canché Pool, representante de la asociación “Mayacab” (Miel Maya), que agrupa por ahora a unos 150 productores.

Canché Pool, quien también es productor apícola y exadministrador de una empresa exportadora del dulce, indicó que en esta ciudad hay dos empresas exportadoras de miel y cada una capta de 2,000 a 3,500 toneladas al año, según el clima, pues cuando llueve oportunamente hay buena floración y la cosecha aumenta, pero a veces no llueve y la producción disminuye considerablemente.

Destacó que la cosecha de miel no fue buena esta vez, ya pasó floración de la enredadera, el tajonal y el dzidzilché, pero queda la multiflora, entre ellos el tzalam, chechén, chacá y otros, pero la situación se complicó porque la mayoría de los apiarios quedó bajo el agua y las abejas se murieron.

Añadió que cuando las cajas o colmenas están en sitios bajos, quedan en peligro en caso de inundación.

Afirmó que este junio nadie imaginó que las lluvias duren días y sean extraordinarias, así que las pérdidas son muchas y se complica la situación económica de los apicultores, que ya tenían problemas por la pandemia de Covid-19, pues no hay actividad en los centros de acopio y no pueden vender lo que poco que tienen en bodega.

Calculó que en el Oriente, que incluye a Valladolid, Chemax, Chichimilá, Tekom Tixcacalcupul, Temozon, Uayma, Tinum, Chankom y otros municipios, se perdieron unas 15,000 colmenas, es decir, el 50% de las cajas que hay en la región, calculadas en 30,000, de modo que la situación es grave.

Agregó que con las pocas colmenas que quedaron, quizá los exportadores podrían comprar unas 850 toneladas del dulce, cada uno, para enviar a Europa esta temporada que aún no acaba.

Además, abundó, muchas flores se perdieron por los vientos y por el exceso de agua, de modo que también en ese rubro no hay muchas esperanzas.

En cuanto a los precios del dulce, el representante de “Mayacab” dijo que por ahora está en $32, es decir, aumentó un poco hace algunos meses desde que se abrió el mercado europeo para exportar el dulce.

Pero, dijo, ese precio no es justo para los productores.

Explicó que la Asociación de Exportadores en el país son los que determinan los precios de la miel, y casi siempre pagan el kilogramo muy bajo y se llevan la mayoría de las utilidades, pues al venderlo ganan en dólares, mientras que los productores siguen siendo pobres, por lo injusto del precio.

Dijo que en estas circunstancias, el kilogramo del dulce se debe pagar a los campesinos cuando menos en $45, para que puedan salir adelante; de lo contrario seguirán sumidos en la pobreza y apenas subsistiendo con sus familias.— J.A.O.O.

Sin apoyo gubernamental

Rolando Canché Pool dijo que lamentablemente, su asociación “Mayacab” no recibe apoyo de los gobiernos estatal y federal.

Solicitan dos apoyos

Indicó que piden apoyo para la construcción de su local a fin de que ellos mismos exporten directamente miel a Europa, porque eso significará que les podrán pagar mejor precio del dulce a los productores, y ayuda de herramientas e insumos para la apicultura.

Solo promesa

Añadió que el ofrecimiento del gobierno estatal, avalado por el federal, para abrir centros de acopio en la región quedó en eso, pues no abren y la situación crítica de los campesinos sigue.

Mundo al día