in

Pocas opiniones, cero acarreo

La afluencia a una de las casillas que se instalaron ayer en Progreso para la consulta relacionada con el juicio o no a cinco expresidentes

Injurias en las casillas por la apertura tardía

PROGRESO.– Confusión y molestia de habitantes del municipio en la consulta popular, pues a muchos ciudadanos de este puerto les tocó emitir su opinión en Chelem, Chuburná y Chicxulub, a los de Flamboyanes, Uaymitún y Chelem les correspondió hacerlo en mesas receptoras de esta ciudad.

Ciudadanos enojados identificados con el partido Morena de esta ciudad que se trasladaron a puertos vecinos para emitir su opinión, y se toparon con que todavía no abrían las casillas porque los funcionarios no se presentaron, insultaron a los representantes de Instituto Nacional Electoral (INE) y estuvieron a punto de agredirlos, pues los consideraron responsables del atraso en la apertura de las mesas receptoras.

En este municipio hay unas 72 secciones y durante las elecciones se instalan igual número de casillas, pero en esta ocasión, para la consulta popular, se colocaron 24 mesas receptoras y en cada una se asignaron tres secciones, las cuales quedaron lejos de las casillas que los ciudadanos estaban acostumbrados para acudir a votar.

Faltó información, no hubo la suficiente difusión, la mayoría de los ciudadanos no estaba enterada que tenían que trasladarse a casillas donde estaba su sección y eso causó el enojo ciudadano”, comentaron funcionarios de casillas que tuvieron que soportar las muestras de inconformidad de habitantes que llegaron molestos pata emitir su opinión.

la instalación de las mesas receptoras en el municipio no fue ágil, en la mayoría de las 24 (mesas) asignadas en distintos puntos de la ciudad, abrieron tarde, el principal motivo fue que no se presentaron todos los funcionarios electorales, hubo casos en que solo llegaron el presidente o el escrutador y ningún ciudadano que estaba en fila quiso aceptar ser funcionario.

En general la emisión de la opinión ciudadana comenzó a las 9 horas, pero fue lenta y con poco interés, no se formaron largas filas como en los comicios del domingo 6 de junio, pocos habitantes de las comisarías acudieron a votar, la mayoría se dedicó a atender sus negocios. Los paseantes ni caso hicieron de la consulta.

Un temporadista curioso pasó a las 9 horas en la casilla de la escuela Benito Juárez de Chicxulub, vio que no había votantes y comentó que prefería estar en la playa con su familia y que no viajaría a Mérida para emitir su opinión.

Manuel Jesús Euán Canché, de 72 años de edad vecino de Chicxulub acudió a la casilla de la escuela Benito Juárez, pero al intentar entrar se dio cuenta que no llevaba cubrebocas, así que se retiró y dijo que ya no regresaría, su opinión iba a ser “Sí”.

Jorge Mistral, vecino de Progreso acudió a votar en Chicxulub, su opinión fue Sí, pues “deben juzgar a los expresidentes que robaron dinero del pueblo”.

Por su lado Ángel Martínez y María Pech Aguilar, vecinos de Chicxulub, emitieron su opinión, dijeron que el voto es secreto y no revelaron cómo estuvo su opinión.

En una de las casillas instaladas en Flamboyanes, a las 12 horas, según los encargados de la mesa receptora solo habían votado cuatro personas, todas las casillas lucieron vacías durante toda la jornada y la mayoría de los que acudieron a emitir su opinión eran simpatizantes del partido Morena. No hubo acarreados, patrullas de la policía estatal recorrieron todo el municipio y estuvieron cerca de las casillas, no se reportaron incidentes.— GABINO TZEC VALLE

Migrantes esperan por asilo

Cartón de Tony: Lección sobre la democracia