in

Poco avance en cárceles

Familiares de Genaro Vargas Ruelas

Continúa el mal trato social y los daños en edificios

TICUL.— La Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey) calificó de mínimo el avance que se ha dado en las condiciones de infraestructura y trato social de las cárceles yucatecas.

El titular de la institución, Miguel Óscar Sabido Santana, señaló que por ahora se documenta la información de lo que se recabó en 2019 para dar a conocer en el informe de febrero, pero adelantó que si acaso, solo han sido 10 los municipios que han remozado sus cárceles.

“Puedo anticipar que siguen en malas condiciones, siguen situaciones que no deberían ocurrir, pero también hay que decir que muchas de ellas han mejorado sus condiciones y precisamente a insistencia de la sociedad civil, de la Codhey y otros factores”, dijo el ombudsman yucateco.

Comentó que varios ayuntamientos han hecho adecuaciones a sus cárceles, como la de Ticul, que “estaba en terribles condiciones, era una de las peores, la remozaron y la modificaron”.

Hace dos o tres años también la de Tizimín estaba en deterioro.

Unos 10 municipios han remozado esos edificios, pero también se ha insistido en que no es suficiente remozar y adecuar la infraestructura, sino mejorar la atención del detenido.

El ombudsman subrayó que las policías municipales deben tratar a los detenidos con dignidad, como personas, así como reforzar la vigilancia, y “recordemos que hace unos meses, en Oxkutzcab, aparentemente se suicidó un interno”.

Exhortación

Aseguró que la dependencia a su cargo ha insistido de manera periódica en recordatorios a las comunas.

Señaló que hace casi tres años emitieron una recomendación general sobre cárceles y cada año llevan al cabo supervisiones, incluyendo la de la SSP en Mérida, a través de un calendario de visitas para ver si han mejorado.

“Algunas mejoran, otras empeoran, pero en términos generales se ha tenido una mejoría mínima, estamos procesando la información, no tengo datos exactos, pero para mediados o fines de febrero, cuando sea el informe, ya tendremos datos más precisos”, dijo.

Sabido Santana comentó que hay unas cárceles regulares, otras con espacios para mujeres, niños e incluso la de Valladolid tiene aire acondicionado.

“Están bien, qué bueno que pueden hacerlo, pero no es el fin ni lo que pedimos, no queremos que se conviertan en hoteles”, expresó.

El funcionario señaló que los factores que influyen para evitar mejoras tienen que ver con presupuesto o la voluntad de la autoridad.

El titular de la Codhey explicó que no hay estados que mantengan sus cárceles en óptimas condiciones e incluso Yucatán está entre los 10 o 15 regulares.

Con respecto a los principales problemas que se detectan en esos edificios en el Estado, señaló que están la falta de ventilación, servicios sanitarios, higiene, reclusos sin derecho a su llamada y alimentos, vigilancia insuficiente, trato indigno, maltrato, no hay servicio médico, en algunos casos y ciertas épocas hay hacinamiento, sobre todo cuando hay fiesta del pueblo, ya que quedan llenísimas.

En cuanto a quién debe encargarse de supervisar los reportes de la Codhey, dijo que “todos estamos involucrados: alcaldes, el Poder Legislativo, Ejecutivo, Estatal y Federal, y el Sistema Nacional de Seguridad Pública”.— Luis Alpuche Escalante

Síguenos en Google Noticias

Su meta: el infinito y más allá

Más allá de la calidad