in

Pocos acuden a vacunarse contra el Covid en puerto

Adultos de 50 a 59 años esperan su turno para la vacuna contra el Covid-19 en la secundaria Carlos Marx

Niegan las dosis a 10 meridanos en los dos módulos

PROGRESO.— Baja fue la afluencia ayer lunes, primer día de vacunación contra el Covid-19 para habitantes del municipio que tienen de 50 a 59 años de edad.

En los dos puestos de vacunación instalados en esta ciudad también acudieron meridanos, pero los servidores de la nación les indicaron que vacunan solo a quienes presentan credencial de elector que acredita que tienen su domicilio en el municipio de Progreso.

A diferencia de marzo y abril, cuando vacunaron a los progreseños de 60 años o más de edad y se formaron largas colas, ayer no hubo largas filas y las sedes de la vacunación no amanecieron llenas de personas.

La vacunación se realiza en la secundaria Carlos Marx, ubicada en la calle 74 entre 25 y 27, y en el Centro de Atención Múltiple (CAM), cercano al Centro de Salud con Servicios Ampliados.

Servidores de la nación dijeron que el Centro de Salud no es puesto de vacunación, para no afectar las consultas generales.

También informaron que la vacunación contra el Covid-19 se realiza de 8 de la mañana a 7 de la noche, y concluirá este sábado 8.

Los servidores de la nación fueron claros con que solo vacunan a habitantes de esta ciudad y las comisarías, y que la persona debe presentar su credencial del INE para comprobarlo.

Al menos 10 meridanos se presentaron en los módulos, mostraron las hojas impresas de su registro, pero cuando se les pidió su credencial para acreditar que son de Progreso quedó al descubierto que viven en Mérida.

Los meridanos, como Rosa Elena Mancilla García, insistieron en que residen en este puerto desde hace varios meses, pero por la pandemia del Covid-19 no han podido cambiar su credencial de elector, pero su alegato no fue aceptado y se les indicó que mejor esperen a que la vacunación llegue a Mérida.

En la tarde de ayer aumentó ligeramente la afluencia en la escuela Carlos Marx, pero el CAM 5 pocas personas acudieron a que les inyecten la vacuna de Pfizer, la misma que se les puso a los adultos mayores de 60 años.— G.T.V.

De un vistazo

Se desvaneció

En la escuela Carlos Marx, una mujer que acompañó a su esposo a la vacunación contra el Covid-19 se desmayó, fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja y no ameritó hospitalización.

Acompañante

En un principio las personas que acudieron a vacunarse pensaron que la mujer tuvo una reacción por la vacuna, pero se aclaró que no la vacunaron.

Colapso en la Línea 12 del metro deja un convoy suspendido y 13 muertos (vídeo)

Henry Martín no es investigado por su hermano; será citado a declarar