in

Policías con fusiles contra pescadores excluidos del PET 

Policías de Hunucmá con fusiles de asalto ante vecinos que protestan porque

Armas de fuego en un lío

HUNUCMÁ.— Ayer miércoles se efectuó el primer pago del Programa de Empleo Temporal (PET) por la Veda de Mero en esta ciudad, en medio de airadas protestas de pescadores que se dijeron excluidos del apoyo.

La inconformidad fue sofocada con la movilización de policías, varios de ellos portando armas de fuego.

En la cancha de la céntrica Casa de la Cultura, a las 9 de la mañana se comenzó a pagar el apoyo estatal quincenal de $770 a los inscritos en el padrón de pescadores.

Tras cobrar el dinero, los beneficiarios acudieron al Palacio, donde recibieron dos despensas como apoyo municipal del PET.

Durante el pago en la Casa de la Cultura, poco más de 70 inconformes le recriminaron al director de Pesca del Ayuntamiento, Apolinar Ortiz, el porqué no los puso en la lista del PET.

En cambio, denunciaron, hay otros que no salen a pescar pero sí les pagan porque el director los inscribió en el padrón pesquero.

Como las discusiones se prolongaban, el oficial mayor de la Comuna, Juan Gabriel Ceballos Uc, intervino en la improvisada reunión para tratar de calmar al grupo inconforme.

Sin embargo, con los ánimos ya exaltados, los quejosos fueron con el representante de la Secretaría de Pesca del Estado, Gonzalo Sánchez Cicero.

Los inconformes rodearon al funcionario y airadamente le recriminaron también que fueron excluidos del PET.

Como los ánimos se caldeaban, se pidió auxilio a la Policía Municipal.

Un convoy de patrullas llegó a la Casa de la Cultura y los agentes, al mando de su director, Luis Martín Escalante Basto, se desplegaron en el edificio.

Se observó que algunos oficiales portaron fusiles de asalto y chalecos antibalas.

Por la presencia policíaca, los inconformes se calmaron pero insistieron en su demanda de que los inscriban en el PET.

Menos de mil

Se informó que 953 pescadores (303 de esta ciudad y 650 de Sisal) están inscritos en el PET por la Veda de Mero, la cual va del 1 de febrero al 31 de marzo próximo.

Cada quincena se entregan $770 y dos despensas a los beneficiarios, quienes a cambio hacen jornales de limpieza en su comunidad.

En 2018, el PET dio $700 y dos despensas quincenales a 400 pescadores de esta ciudad y poco más de 400 de Sisal.

En breve entrevista en el marco del primer pago, Manuel Enrique Chi Uc expresó que hace 15 años que es pescador y que ha pasado tiempos peligrosos en alta mar, pero los ha sorteado.

A una pregunta, el ribereño contestó que durante la veda de mero se dedica a capturar rubias y canané.

Manuel Novelo, veterano pescador, a su vez afirmó que siempre le ha gustado el trabajo en el mar, a pesar de que es peligroso.

“Cuando hay buena temporada (de captura) se gana bien”, indicó.

“En las épocas malas (por los nortes o las vedas) me dedico a trabajar mi terreno o busco otras chambitas”, abundó Novelo.

Francisco Balam, de 40 años de edad, reveló que desde hace 15 años es pescador y “no me arrepiento”.

Afirmó que “el mar da mucho pero también sabe cobrar” y que “cuando no hay pesca voy al monte para hacer otros trabajos, y también hago chambitas, como limpiar solares”.— Jorge Castilla Franco

 

Al día 46 casos de conjuntivitis en Yucatán

Cartón de Tony: Flechados