in

Policías: visitante casi se ahogó por una reta en Progreso

José Armando López Adriano

Está prohibido tirarse desde un muelle al mar

PROGRESO.— Los policías ecológicos Suemy Madera Sánchez y José Armando López Adriano y el buzo pescador Dídier López salvaron la vida al meridano Freddy Alberto Canché Polanco, quien se lanzó del Muelle de Chocolate al mar, y al pescador Víctor Alfonso Reyes Bautista, que luego se tiró al mar para rescatarlo, pero los dos se estaban ahogando.

Los dos policías ecológicos además son salvavidas. López Adriano tiene 49 años de edad, y Suemy Madera, 39 años, es integrante de una familia que prestaba servicio de turismo náutico y recibió capacitación de rescate de la Armada de México.

Según la narración de los policías ecológicos entrevistados por separado, tres paseantes meridanos, dos hombres y una mujer, estuvieron en el restaurante Eladio’s, ubicado en el malecón; al salir fueron al Muelle de Chocolate y al llegar, dos se retan a ver cuál de ellos se lanzaba al mar desde el atracadero.

Uno de los varones, al parecer pareja de la mujer, fue el primero en arrojarse al mar y salió sin problema.

Lee: Paseo familiar casi termina en tragedia, en Progreso

No sabía nadar

Canché Polanco fue el segundo en arrojarse, pero, según los policías, no sabe nadar y las olas lo arrastraron; Reyes Bautista le tiró una tarraya, pero el joven no lo agarró; el pescador se lanzó al mar, pero las corrientes lo alejaron de la playa.

Cerca del muelle comenzaban a almorzar los agentes Suemy Madera, López Adriano y José Alberto Chan Sosa, quien recientemente ingresó a la Policía Ecológica.

Los gritos de desesperación alertaron a los policías. Una persona desesperada les dijo: “Se están ahogando dos personas”.

Suemy Madera corrió mientras se despojaba de su equipo; cuando llegó al muelle se lanzó al mar y rescató al pescador, quien se comenzó a ahogar al cansarse contra las corrientes marinas.

La policía logró calmar al pescador y poco a poco lo sacó del mar hasta la playa. Él no necesitó de los primeros auxilios, pues no tragó mucha agua de mar.

López Adriano, quien de 8 de la mañana a 4 de la tarde está de guardia en la caseta de la playa Blue Flag en el malecón tradicional, al terminar su turno fue a la base del Muelle de Chocolate para concluir con su guardia.

Vestía pantalones cortos, así que cuando pidieron ayuda se arrojó al mar para rescatar a Canché Polanco, a quien Dídier López ya sostenía a una distancia de 100 metros de la playa.

López Adriano, que ha tomado cursos de rescate, y Dídier López llevaron al meridano a la playa.

López Adriano indicó que, debido a que el bañista ya había pasado como 20 minutos ahogándose, no le dieron respiración de boca a boca ni reanimación cardiopulmonar, pues eso sería peligroso, así que, de acuerdo con los conocimientos adquiridos, él lo puso de lado al paseante, le dio de palmadas en la espalda y le habló para que no se duerma hasta que vomitó agua y alimentos.

“Estamos para prestar auxilio a quien lo necesite, a los paseantes se les pide que no se den clavados en el mar desde el Muelle de Chocolate, pero no todos hacen caso, a pesar que hay letreros que indican que está prohibido hacerlo”, dijo.

Paramédicos llevaron al joven al Centro Médico Americano.— G.T.V.

Lee también: Pescador de Progreso alucina y se lanza al mar: no lo encontraron

Progreso

Personal municipal reparó ayer el área dañada del andador que une los dos malecones.

Cómo se dañó

El andador es de uso exclusivo para los peatones, pero anteayer se desfondó una parte de las maderas cuando una ambulancia que llegó por la calle 84 se metió al andador, para que los paramédicos atiendan a dos jóvenes que se salvaron de ahogarse en el mar.

Zapote y pino

El muelle peatonal de madera fue construido en 2012, hace nueve años. Los pilotes sembrados en la arena son maderas de zapote y la zona peatonal es de madera de pino tratado.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Grupo de ejecutivos: Fernando de la Cámara Thomas, director general de Orve Inmobiliaria; Jessica Novelo Arceo, gerente ejecutivo de Ciudad Central Progreso; Belem Navarro Barón, gerente ejecutiva de Ciudad Central Mérida, y Mario Suárez Valencia, director Comercial de Orve. Foto de Emanuel Rincón Becerra

Presentan Ciudad Central Progreso, de Grupo ORVE

Historias en Yucatán: De albañil a artesano en Tzucacab