in

Por el bajo precio del pulpo no tienen para ir a la cantina

Lanchas con jimbas inactivas en Progreso por la baja captura. La crisis pulpera golpea igual a las cantinas

No aumenta la clientela ni con unas promociones

PROGRESO.— Las cantinas y expendios de cerveza también son afectados por la crisis pesquera: tienen pocos clientes porque los pescadores no ganan grandes sumas de dinero, a diferencia de la temporada de captura de pulpo de 2018.

A los pescadores de los barcos, quienes son los principales clientes de las cantinas del primer cuadro de este puerto, no les va bien en esta temporada de pulpo, que se inició el 1 de agosto, porque les pagan a $20 el kilogramo de molusco, a diferencia del año pasado, cuando les pagaron el doble y hasta $50 por kilo.

Este año se desplomaron los precios del octópodo.

Según pescadores que viajan en los barcos, es ley no escrita, pero se respeta que todo lo que se captura el último día del viaje es para el pescador y el kilo se le paga como se cotiza en las plantas congeladoras (que pagan a $70 el kilogramo).

Hay quienes lo venden en las plantas, otros a pacotilleros. Hay pescadores que obtienen 50 ($3,500) y hasta 100 kilos del molusco.

En esta temporada el precio de $70 no representa buenas ganancias, pero en 2018, el kilo del molusco se pagó hasta en $140, así que los pescadores que capturaron 100 kilos en el último día del viaje ganaron $14,000, sin contar con lo que ganaban con su pesca normal.

“En la temporada pasada había dinero de la pulpeada, ahora con el precio que se paga por kilo de pulpo, apenas y da para pagar los anticipos, no hay para acudir a la cantina”, comentaron pescadores de la flota mayor.

Ante la escasa clientela que tienen, en las cantinas del puerto hay ofertas con el fin de atraer parroquianos, pero la mayoría de los pescadores de los barcos están de viaje y muchos ribereños están inactivos en espera que mejore la pulpeada.— G.T.V.

Oaxaca hace ver mal a Yucatán en el Kukulcán

Los dos legados de Alfred Nobel: la dinamita y los premios