in

Por fuerte lluvia, huyen visitantes y cierran comercios en Progreso

El malecón de Progreso inundado ayer en la tarde durante el aguacero. Para hoy se pronostican lluvias intensas y posibles trombas marinas

PROGRESO.— Las actividades se paralizaron ayer jueves en la tarde en este puerto y comisarías a causa del fuerte aguacero que cayó debido a la zona de tormentas ubicada ayer sobre la Península de Yucatán por la interacción de canales de baja presión, la inestabilidad y la entrada de humedad de los océanos Pacífico y Atlántico.

A las 2:30 de la tarde se nubló como presagio de mal tiempo y los paseantes huyeron del malecón, a donde llegaron desde la mañana o después del mediodía.

Palapas y restaurantes quedaron desiertos poco antes de las 3 de la tarde.

La lluvia comenzó a las 3:10 de la tarde y se intensificó una hora después, con vientos y marejadas fuertes.

Por la lluvia, la zona comercial del centro de la ciudad y muelles pesqueros también quedaron desiertos.

Además, se suspendieron las actividades, como la perforación de pozos pluviales en la zona del malecón que se remoza y los estudios de mecánica de suelo que se realizan en la calle 82.

Lo que no se suspendió fue el transporte de carga marítima: los tráileres entraron y salieron del puerto de altura llevando cargamentos.

La lluvia se prolongó hasta las 6 de la tarde, luego quedó la llovizna.

Las calles de toda la ciudad y de las comisarías quedaron inundadas, lo que obligó a los candidatos a la alcaldía a suspender las caminatas que tenían programadas y quedarse en sus casas de campaña a reprogramarlas.

A las 2 de la tarde de ayer, antes de la lluvia, la Capitanía Regional de Puertos avisó a los sectores marítimo, pesquero y portuario que a las 4 de la tarde se cerraron los puertos la navegación menor debido a la zona de tormentas que se acercaba del Golfo de México a la Península de Yucatán.

La Capitanía Regional de Puertos alertó que un núcleo convectivo ubicado sobre el centro de Golfo de México, se desplazaba al Este-Sureste y al llegar a la Península causaría lluvias y vientos fuertes de 74 km/h, olas de 2.7 a 3.6 metros de altura, y turbonadas, así que recomendó tomar precauciones.

El cierre de los puertos a la navegación menor paralizó la pesca ribereña. Los sardineros no salieron en la tarde a pescar esa carnada. Hoy viernes tampoco podrán salir los ribereños.

Más de un centenar de embarcaciones pesqueras, entre lanchas y barcos de la flota mayor que zarparon en días pasados a la pesca de mero y canané y se encuentran en alta mar, se enfrentan desde ayer jueves por la tarde el mal tiempo.

Por vía radial se mantiene comunicación con la tripulación.— Gabino Tzec Valle

De un vistazo

Árboles se desploman

En Motul y Cacalchén cayeron enormes árboles por los vientos que acompañaron a la lluvia de ayer en la tarde.

Motul

En la calle 23-A entre 40 y 42, un árbol de huaya se desplomó sobre una casa, por los fuertes vientos y la lluvia que ablandó sus raíces. Policías locales cortaron la mata para quitarla.

Cacalchén

Un árbol enorme de tamarindo cayó y cubrió todo el ancho de la calle 17 entre 12 y 14, la cual fue cerrada al tránsito. Personal de Protección Civil y Policía Municipal cortó las ramas.

Las siembras

Ante el pronóstico de que las lluvias seguirían hoy viernes, campesinos expresaron que esperan que las precipitaciones sean frecuentes para la temporada de siembras. Indicaron que la fuerte lluvia que bañó ayer Motul significa que ya podrán comenzar a sembrar el maíz.— Mauricio Can Tec

Leones de Yucatán, hoy en Campeche en la inauguración