in

Posible lío costero

Visitantes salen del playón de Chuburná el domingo. Oficialmente

Preocupación en Chuburná: No hay filtros policíacos

PROGRESO.— Habitantes de Chuburná Puerto reinstalarían los retenes ciudadanos en las dos carreteras de acceso, a Chelem y a Sierra Papacal, para que no entren los numerosos visitantes que no tienen casas en esa comisaría e invaden el playón del puerto de abrigo, donde se meten al mar, como ocurrió el domingo 12, informó el comisario municipal, Gaudencio Damián Cab Ek.

Añadió que en Chuburná no hay casos de Covid-19 y que los vecinos están preocupados porque en los fines de semana llegan muchos temporadistas que tienen casas de playa y, además, visitantes que no tienen predios ahí y pasan el día en el mencionado playón.

El domingo 12, muchos paseantes estuvieron en el playón poniente de Chuburná, el mar y la bocana del refugio pesquero. Otros pasearon en lanchas de ribera.

El comisario afirmó que los temporadistas con casas en Chuburná pueden llegar, pero se deben quedar en sus viviendas y solo salir para comprar en los negocios, pues así se apoya a la economía de los habitantes.

Consideró que ya se salió de control la afluencia de gente que llega para un pasadía en el playón, porque no se detiene a los bañistas.

Dijo que los vecinos de Chuburná se reorganizarían y reinstalarían los dos mencionados retenes (que se levantaron el 14 de junio porque reabrieron los restaurantes y cocinas económicas de la comisaría y se reanudaron los paseos de pesca en lancha para meridanos).

El profesor Ernesto Caamal Caamal, quien coordinó los dos retenes en Chuburná, a su vez señaló que en ese puerto no hay ninguna restricción para quienes llegan de Mérida y Progreso, ciudades donde hay muchos casos de Covid-19, y mucha gente llega a la comisaría.

No los toman en cuenta

Dijo que el presidente municipal (Julián Zacarías Curi) no tiene en cuenta a Chuburná, así que consideran prohibir que sigan extrayendo arena del playón, y que mejor usen la de Progreso.

Contrastó que las playas de Progreso están cerradas, pero las de Chuburná están abiertas y además dieron permiso para abrir a los restaurantes y practicar la pesca recreativa.

Indicó que consideran que poner retenes podría causar conflictos, pero la situación es preocupante porque no hay retenes policíacos donde desinfecten los vehículos que entran a Chuburná.— Gabino Tzec Valle

 

Trasladan a nueve pacientes más al hospital temporal Siglo XXI