in

Preparados ante meteoro

djnsjkdkjnañk ndkanñk

Alistan albergues debido a fuertes lluvias en Tizimín

TIZIMÍN.— La cercanía y el riesgo que representa la tormenta tropical “Gamma” para los habitantes de esta ciudad mantienen en constante alerta a las autoridades que conjugaron esfuerzos para las accionesa poner en marcha.

Hasta ayer por la tarde, solo se habían registrado fuertes y copiosas lluvias, y los camiones del transporte público ya estaban listos para desalojar a los habitantes de las comunidades tizimileñas, en caso de posibles inundaciones.

Desde temprano, las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Mario González González, Protección Civil y la Policía Municipal, a través de sus titulares Manuel Montoya Caamal y Roberto Pacheco Aranda, recorrieron los albergues temporales para verificar que todo esté en buenas condiciones para recibir a las familias afectadas.

En el transcurso del día, elementos de la Guardia Nacional visitaron las oficinas municipales de Protección Civil para coordinar las labores de prevención e incluso indicaron que de ser necesario llegaría un grupo especializado en rescate y la cocina comunitaria, en el marco de su plan DN-III-E que ya han activado.

Las autoridades habilitaron dos refugios temporales, uno en la Casa de la Cristiandad, y el otro en la escuela secundaria “Miguel Barrera Palmero”, donde se estacionaron los 10 camiones que el gobierno del Estado envió para cualquier eventualidad ocasionada por el paso de “Gamma”.

Como en la ocasión anterior, Montoya Caamal precisó que existen otros espacios disponibles, pero los primeros en ocuparse serían los ya mencionados, donde también se implementarán las medidas preventivas por la contingencia sanitaria.

Es decir, que en cada lugar se albergará reducidos grupos de familias para cuidar la sana distancia. Para ello disponen de personal capacitado y con el apoyo de los elementos de esta dependencia estatal.

Recordó que a principios del mes de junio, cuando de igual manera activaron este plan para salvaguardar la integridad ciudadana por los efectos de “Cristóbal”, no fue necesario utilizar los otros albergues y solo llegaron algunas familias en la Casa de la Cristiandad, lo que se espera también esta vez.

Movilidad

Las lluvias constantes, aunque no torrenciales, durante anteanoche y la mañana de ayer ocasionaron la escasa presencia de compradores en los supermercados e incluso en el mercado municipal, donde también se observó la ausencia de los locatarios.

Lo que se pudo notar fue que los tizimileños tomaron con calma la evolución de este fenómeno natural y no cayeron en las compras de pánico, pues prefirieron resguardarse en sus hogares.

Por su parte, los policías municipales y estatales se mantuvieron activos para retirar las ramas, árboles, señalamientos, y uno que otro poste de telefonía que no resistieron los vientos de “Gamma”.

Los uniformados también cerraron con cintas restrictivas calles y zonas identificadas de alto riesgo de acumular agua de las lluvias, como las que deja a su paso la tormenta tropical.

A la poca movilidad se incluyeron los diligencieros que brindan sus servicios con motocicletas, porque consideraron peligroso salir a las calles por las lluvias y vientos fuertes, incluso varios comercios de artículos no esenciales suspendieron labores ayer.

Los que cifraban sus esperanzas de mejorar sus ventas el fin de semana, son los encargados y propietarios de los expendios de venta de bebidas alcohólicas, pero no se logró debido a las condiciones climatológicas, ya que fueron pocos los que destinaron recursos para adquirir estos productos.

Poco después del mediodía, un gran sector de la ciudad se quedó sin el servicio de energía eléctrica y por ende también se suspendieron por unas dos horas el de la comunicación telefónica, servicio de internet, los canales de televisión de paga, entre otros.

Por la tarde, al intensificarse las lluvias y las rachas de vientos, en el fraccionamiento Fovissste algunos árboles cayeron y dañaron los cables del fluido eléctrico generando interrupciones en el servicio, por lo que los vecinos sugirieron desconectar aparatos electrónicos que se pudieran dañar por el “ir y venir” de la electricidad.

Para quienes requieran atención por alguna emergencia, la Policía puso a disposición el teléfono 98-68-63-21-13 para sus reportes y atención por la caída de árboles, inundaciones y otros efectos causados por la tormenta tropical.— ISAURO CHI DÍAZ

 

Homilía del XXVII domingo del tiempo ordinario