in

Previenen a universitarios

Elizabeth Chan Cordero imparte una plática sobre riesgos de las redes sociales a los alumnos de Peto

Plática en Peto sobre los riesgos de redes sociales

PETO.— Como parte de la campaña del Centro para la Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana del Estado de Yucatán (Cepredey), los licenciados Cosme Poot Canché y Elizabeth Chan Cordero impartieron ayer por la mañana una plática sobre los riesgos de las redes sociales a universitarios.

Bajo el tema “Redes sociales: impacto y prevención”, los especialistas informaron que, cuando se accede a redes sociales como Facebook, corren el riesgo de que alguna persona mal intencionada tenga información confidencial de la cual puede hacer un mal uso, por lo que exhortan a tener cuidado. Poot Canché señaló que muchos usuarios de Facebook suelen tener contactos que no conocen, lo cual incrementa el riesgo.

“Muchas veces se expone a la familia porque suben fotos e información y alguien puede hacer mal uso de esa información como extorsionarlos o dañarlos”, dijeron.

En la plática también se abordaron los temas de sexting, gromming, ciberbullying, pishing y pornovenganza, que son algunos de los peligros a los que están expuestos los jóvenes.

Pornovenganza

En el caso de la pornovenganza, explicó que es un delito tipificado, por lo que quienes lo cometan podrían ir a prisión.

“Desde el momento que recibes una imagen y lo compartes, estás incurriendo en un delito y puedes ir a prisión de uno a cinco años si la persona afectada pone una denuncia”, advirtieron.

Resaltaron que si la imagen compartida es de un cónyugue, concubina o alguien cercano la sanción es de siete años y medio de prisión. En caso de ser menor edad, los años de cárcel aumentan.

Las multas van de 200 a 500 unidades de medida.

“La Policía Cibernética puede ubicar rápido a quienes distribuyen las imágenes y los participantes pueden ser sancionados”, concluyeron.— MIGUEL MOO GÓNGORA

Los Leones evitan la barrida ante los Tigres en Cancún

Cartón de Tony: Ese esquema habla