in

Protestan las artesanas contra apertura de una tienda

Manifestación realizada ayer por la tarde de unas 50 mujeres en el Centro Artesanal Zací

VALLADOLID.— Unas 50 artesanas se manifestaron en el Centro Artesanal Zací, que funciona en el exedificio que albergó a la escuela primaria Delio Moreno Cantón, porque el Grupo Xcaret pretende abrir una tienda en la parte frontal del lugar, a pesar que desde hace algunos años se prohibió, incluso a ellas les negaron la concesión y la renta cuando lo solicitaron desde hace mucho tiempo.

El Centro Artesanal se creó en el periodo municipal 2007-2010, de tal modo que se hizo la repartición de los locales comerciales mediante sorteo, y las mujeres bordadoras quedaron en los espacios que se construyeron en la parte posterior.

En ese entonces, se determinó que los seis locales que quedaron en la parte frontal de la planta alta serían para oficinas de gobierno o espacios para fines culturales o de reuniones.

A pesar que las artesanas pidieron instalar sus tiendas, la solicitud fue negada porque se determinó que no serían para artesanías.

Sin embargo, con el cambio de administraciones se instaló una nevería y una librería en los locales donde se acordó que habría oficinas de gobierno.

Apenas anteayer se informó a las artesanas los planes de Xcaret, pero en el documento se indica que sería la “Tienda Xangarrito”, lo cual las molestó y se manifestaron en el interior del local, donde advirtieron que son alrededor de 400, pero no todas asistieron debido a que laboran por turnos.

“Todos los días pasamos hambre y sed, tratando de llevar algo a la casa para que coman nuestros hijos, y ahora una empresa que tiene mucho dinero como el grupo Xcaret pretenda quitárnoslo, no es justo y no lo vamos a permitir”, dijeron.

Lidia Chan Tamay, María Aida Poot Chan y Lidia María Tuz Tuz, lideresas de los grupos de artesanas, advirtieron que no permitirán la instalación de la tienda de Xcaret, ya que consideran que es una competencia desleal, además que se rompen los acuerdos tomados desde hace varios años.

Comentaron que si fueran oficinas de Turismo o Promoción Turística, no objetarían nada, pero en este caso no cederán.

Por cierto, en la manifestación que luego se convirtió en dimes y diretes tratando de llegar a un acuerdo, el director jurídico de Cultur, Gerardo Bolio de Ocampo, señaló que esa dependencia siempre privilegiará el bienestar de las artesanas, pero consideró que el hecho que se instale un negocio de Xcaret, “seguro las beneficiará” con el arribo de turistas al lugar.

Esa dependencia, dijo, fungirá como un intermediario entre las artesanas y el Grupo Xcaret a fin de que lleguen a un acuerdo, pero insistió en que siempre estarán del lado de las bordadoras.

Al mediodía el Grupo Xcaret, encabezado por Iliana Rodríguez Cavazos, directora de Sostenibilidad de la empresa, manifestó que la creación de la tienda es un pretexto para que el turismo que ellas traen en esta ciudad compren productos en el Centro Artesanal.

Aclaró que ellos no venderán artesanías, pues lo único que expondrán son productos de marcas, como llaveros, gorras entre otros artículos, que las artesanas no venden, de modo que no las afectarán.

Se explicó que se enteraron de un local vacío, lo solicitaron de manera directa con Cultur y luego de cumplir con los requisitos que pidieron, se los rentaron, “pero no han determinado cantidades, incluso no se ha hecho nada en el local, solo hubo una reunión con las artesanas para informar sobre el plan”.

Pero el rumor que se rentaron a Grupo Xcaret surgió hace más de dos meses, solo que no lo habían hecho efectivo, hasta ahora que ya pretenden empezar a operar.

Iliana Rodríguez precisó que los mismos guías llevarán a los turistas en un recorrido en los locales comerciales de las artesanas, de modo que se beneficiarán de manera directa.-

Insistieron en que la empresa nunca tratará de afectarlas, sino todo lo contrario, pero en vista que no se llegó a un acuerdo con ellas, entonces esperarán hasta que las mujeres bordadoras logren entender que solo se les quiera ayudar.

Sobre la posibilidad que el gobierno del Estado y Miguel Quintana Pali, presidente del grupo Xcaret, hayan pactado algo por las inversiones que éste hace en la entidad, Liliana Rodríguez respondió que “no, nada tiene que ver, cero corrupción, es lo que se les inculca, además son una empresa socialmente responsable y siempre habla con la verdad, como siempre lo ha hecho el presidente de la empresa”.

Postura de la Comuna

Con base en el incidente, el Ayuntamiento emitió ayer un comunidado, que dice:

“Esta administración municipal manifiesta que respaldamos a los artesanos, asegurando que estos locales comerciales fueron concebidos para que cada mano mágica de Valladolid y sus comisarías tengan la oportunidad de ofrecer sus productos al turismo que nos visita”.

“Queremos lo mejor para Valladolid, impulsando su economía, velando por sus ideales y ocupados en proteger aquellos espacios que han sido el sustento de muchas familias.

“Como Ayuntamiento, agradecemos la inversión que está llegando a nuestro Municipio y de ninguna manera estamos pidiendo al Gobierno del Estado que cierre las puertas a grupos e inversiones privadas, pero sí que se respeten las esencias y lugares destinados al fomento de nuestras costumbres, tradiciones y de los sitios para la venta de artesanías hechas por nuestros ciudadanos”.— Juan Antonio Osorio Osorno

Síguenos en Google Noticias

Borran a los campeones

Cartón de Tony: Nos pide calma y paciencia