in , ,

Puertos de Yucatán, con mucha actividad familiar pese a restricciones

Fotos: José Valerio Caamal Balam

PROGRESO.- ¿Hoy qué van a sacar? preguntó a los reporteros uno de los vacacionistas de la zona costera residencial de Uaymitún antes de entrar al mar con su equipo de snorkel.

Fotos: José Valerio Caamal Balam
Fotos: José Valerio Caamal Balam
Fotos: José Valerio Caamal Balam
Fotos: José Valerio Caamal Balam

Te puede interesar: Grave colisión en la vía Chicxulub Pueblo - Conkal deja tres lesionados

Observó al reportero gráfico del Diario mientras tomaba fotografías de las personas que se bañaban en el mar en grupos o en forma individual, de aquellos que navegaron en veleros y de un intrépido surfista.

“No podemos quedarnos encerrados entre cuatro paredes. Es nuestra casa y tenemos la suerte de estar frente al mar”, justificó el vacacionista.

"Ya hoy terminan las vacaciones, ¿va a regresar a la ciudad por las clases?",
preguntó el reportero.

“No. Aquí nos quedamos, no hay clases (presenciales), siguen las
vacaciones”, respondió.

- "¿Se irá con el huracán?"-

“Ni así. Nos quedamos”, indicó y se metió al mar caminando hasta que el agua le llegó al cuello.

Desde su posición en el agua le informó a los grupos que se bañaban que quienes tomaron las fotografías son de Diario de Yucatán. No
hubo reclamaciones ni molestia, al contrario, hubo quienes posaron para la
fotografía.

Durante el día, Progreso parecía un paraíso con un clima cálido, un sol
ideal para el bronceado, una playa extensa, limpia y solitaria, con
comercios de artesanías abiertos con pocos clientes, algunos restaurantes
que vendieron comida para llevar y un tránsito bajo que permitió disfrutar
la ciudad.

Espectáculos de la naturaleza

En los humedales que rodean al puerto también hubo visitantes que tuvieron la suerte de observar en vivo y a todo color las colonias de flamencos rosa dispersos a lo largo de la carretera costera Progreso-Chicxulub Puerto-Uaymitún.

Numerosos automovilistas y personas que pasaron por el
lugar no resistieron la tentación de bajar, observar y tomar fotografías o
grabar vídeos de las espectaculares aves que ya conviven con las gigantes
torres del parque eólico
que está en la selva progreseña.

“Están hermosos. Qué lindo espectáculo”, comentó la joven Karla Gómez
Fernández, quien bajó del automóvil para admirar que caminen los flamencos.

Turistas también tienen presencia

Había autos estacionados con placas de Quintana Roo, Ciudad de México,
Yucatán y rentados a lo largo de la carretera costera. Nadie se perdió el
espectáculo natural porque los flamencos estuvieron en los lodazales a lo
largo de la orilla de la carretera Progreso-Uaymitún y no levantaron el
vuelo asustados porque nadie los molestó.

Dos turistas de Guadalajara que bajaron del auto donde viajaban comentaron que es la primera vez que ven a los flamencos en su hábitat natural y en grupo numeroso.

También aprovechan para pescar


Al otro lado del puerto, en la zona de Yucalpetén también hubo actividad de pesca recreativa en la laguna que forma la dársena de refugio pesquero y los humedales, por lo que la visita al puerto no se centró únicamente en el
malecón.

Quienes llegaron al malecón internacional y tradicional lo pasearon en sus
vehículos sin bajarse, pero a lo largo de esta franja turística se vio a
numerosas personas sentadas bajo la sombra de los negocios cerrados que
están frente al malecón, admirando el tranquilo e inmenso mar.

La realidad de los puertos que forman el municipio de Progreso es que las
zonas veraniegas tienen mucha vida familiar, mucha actividad y mucha gente.

Retenes en Progreso

La Policía Municipal de Progreso instaló retenes a la entrada principal del puerto y en la carretera de entrada a Chicxulub Puerto para verificar que los conductores usaran cubrebocas, pero no detenían a los guiadores para algún exhorto.

No se vio que la Policía Municipal hiciera rondines en las calles de arena de la zona veraniega de Uaymitún, ni en las carreteras de los humedales que rodean al puerto.

Donde sí dieron rondas en patrullas todo el tiempo fue a lo largo del malecón de Progreso para vigilar que nadie ingrese a la playa y el mar.

Le queda un domingo al mes de agosto y lo más probable es que los
vacacionistas de las zonas veraniegas extiendan sus vacaciones por varias
semanas más porque viven en un lugar de privilegio.

México suma más de 560 mil contagios acumulados de Covid-19

''Pandemia ya está cediendo'', dice AMLO pese a más de 60 mil muertos