in

“Quiero vivir por mi hijo”

Patricia Cuevas Heredia

Progreseña pide ayuda para pagar un tratamiento

PROGRESO.— “Quiero vivir por mi hijo”, expresó llorando Patricia Margarita Cuevas Heredia, al pedir públicamente ayuda para viajar a Cuba a fin de recibir un tratamiento médico que tiene precio de 10,000 dólares (unos $193,500).

La mujer padece atrofia cerebelosa desde hace siete años y pasa los días sufriendo dolores insoportables.

Cada día, su salud se deteriora más; los medicamentos que le suministran ya no mitigan los fuertes dolores y de manera urgente requiere recibir tratamiento en una clínica de Cuba.

En medio del llanto que le causan los dolores en varias partes del cuerpo, Patricia Margarita Cuevas informó que el tratamiento, para que tenga mejor calidad de vida y pueda continuar viva, cuesta 10,000 dólares.

Indicó que con el apoyo de personas altruistas ya reunió la mitad, así que necesita juntar otros 5,000 dólares.

Por medio de las redes sociales se difunde el caso de Patricia Margarita Cuevas, quien tiene 43 años de edad y es divorciada.

Su único hijo es José Gaeta Cuevas, quien tiene 18 años de edad y estudia el cuarto semestre del Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay) en esta ciudad.

En medio del llanto, Patricia Margarita Cuevas subrayó que es por su hijo que quiere vivir, no quiere dejarlo solo, y por eso, como mamá, está luchando y enfrentándose a la enfermedad para seguir viva.

En esa lucha tiene el apoyo de su mamá, Patricia Eugenia Heredia Nicolín, quien trabaja como cocinera.

Patricia Margarita Cuevas está postrada en cama, se desplaza con una silla de ruedas, la enfermedad ya le afectó los músculos y también la voz, habla con dificultad y lentitud, los dolores son constantes y la hacen llorar.

Recordó que su papá, Juan Enrique Cuevas Ortiz, padeció la misma enfermedad y falleció a la edad de 50 años, pero ella quiere vivir, lo dijo llorando, pero también sabe que lucha contra el tiempo, que necesita tratamiento.

Un pariente le dijo que en Cuba se lo pueden proporcionar, pero no tiene dinero suficiente, así que pide a la sociedad progreseña que la ayude en lo que pueda.

Las aportaciones pueden llevarlas a su casa, el predio número 128 de la calle 29 entre 74 y 76.

Patricia Margarita laboró varios años en una farmacia, pero la enfermedad mermó su salud, hasta que dejó de caminar y la obligó a refugiarse en su casa bajo los cuidados de su hijo y mamá, donde recibe la visita de familiares y amistades.

Ha solicitado ayuda al Ayuntamiento y al gobierno de Yucatán.

Hasta ahora solo el DIF Municipal le proporcionó apoyo: $3,000.

La progreseña dijo que espera que el gobernador Mauricio Vila Dosal la ayude para poder viajar a Cuba para recibir el tratamiento que puede salvarle la vida.— Gabino Tzec Valle

Nombres

La atrofia multisistémica cerebelosa (AMS-C), atrofia olivopontocerebelosa o degeneración olivopontocerebelosa.

Causas

La AMS-C se puede transmitir de padres a hijos (hereditaria). Igual puede afectar a personas sin antecedentes familiares conocidos (forma esporádica).

Descripción

Es una enfermedad poco frecuente que hace que ciertas zonas profundas en el cerebro, justo por encima de la médula espinal, se encojan (atrofia).

Síntomas

El principal es la torpeza (ataxia) que empeora lentamente. También pueden presentarse problemas con el equilibrio, dificultad para hablar, tragar y caminar. Otros son movimientos oculares anormales, daños en los nervios, pies y manos fríos.

Fuente: medlineplus.gov

Yucatán está en la NASA

Más protección para los datos