in

Raymunda Che, única mujer que gobernó Kantunil

Herculano Che y Margarita Pech

HOLCÁ, Kantunil.— La alcaldesa María Raymunda Che Pech, quien murió el domingo y fue cremada ayer lunes, es hasta ahora la única mujer que gobernó Kantunil en dos ocasiones.

Según familiares cercanos, hace unos días la presidenta municipal fue hospitalizada en la ciudad de Mérida y permaneció internada por varios días, a causa de una enfermedad que padeció durante años.

Al verla ya estable de salud, se le dio el alta médica y ella regresó a su domicilio, ubicado en esta comisaría.

Sin embargo, en la madrugada de anteayer domingo, la primera edil se sintió mal y sus familiares la llevaron de emergencia al hospital del IMSS en Izamal.

Varios médicos la atendieron en el área de Urgencias y trataron de estabilizarla para autorizar su traslado a un hospital en Mérida.

Pero la alcaldesa no resistió y a las 2:45 de la madrugada falleció a causa de un choque hipovolémico secundario a sangrado de tubo digestivo (vomitó sangre).

Según la Enciclopedia Medline Plus, el choque hipovolémico, también llamado “shock” hemorrágico, ocurre cuando se pierde una quinta parte o más del volumen normal de sangre en el cuerpo y hace que el corazón sea incapaz de bombear suficiente sangre al organismo, lo que puede ocasionar que muchos órganos dejen de funcionar.

Según se averiguó, María Raymunda Che estudió y obtuvo el título académico de Técnica en Computación.

Originaria de esta comisaría, con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) llegó dos veces a la Presidencia Municipal.

Fue alcaldesa de 2001-2004 y electa para repetir en el cargo de 2018 a 2021.

Al momento de su muerte, la edil secretaria municipal, la priista Laura Patricia Yam Miranda, estaba encargada del despacho de la Presidencia porque la alcaldesa tenía una licencia de 11 días, que venció apenas el viernes 4.

Por ley, Laura Yam tiene 48 horas —que vencen hoy martes en la madrugada— para convocar al Cabildo a una sesión para que éste nombre a un alcalde sustituto que termine la gestión que dejó inconclusa María Raymunda Che.

La primera edil era dueña del famoso Cenote Chihúan, que se ubica en esta comisaría y heredan sus hijos.

Vecinos de esta localidad recordaron ayer que hace unos años, Pedro Tomás Sosa Avilés, quien fue alcalde de 1985 a 1987, murió en un accidente unas horas antes de empezar la vaquería en la cabecera municipal.

No obstante, dijeron que no recuerdan si fue para la fiesta de San Francisco, en octubre, o la de la Virgen de la Candelaria, en febrero.

Así, ya son dos alcaldes que fallecen en torno a una fiesta popular, pues María Raymunda Che murió luego que el viernes 4 en la noche se realizó la vaquería en honor a San Francisco de Asís.

La hoy extinta edil no asistió al baile regional.— J.C.P.K

Cartón de Tony: No murió. ¡Lo mataron!

Nueva fase en anticorrupción