in

Reabren casos de barcos de la venta ilegal de diésel

El atunero “Maguro”

Más huachicol

PROGRESO.— A raíz del aseguramiento del “Maguro”, barco atunero bajo sospecha de huachicol donde las autoridades federales decomisaron 5,000 litros de diésel que tenía en sus tanques, se reabrirían otros casos de presunta venta clandestina de ese combustible robado y en el que estarían involucrados patrones de embarcaciones pesqueras e incluso empresarios camioneros.

Luego del aseguramiento del “Maguro”, en los muelles de Yucalpetén sale a relucir que hay otros barcos grandes, entre atuneros y camaroneros, que venden clandestinamente combustible a embarcaciones pesqueras de este puerto y también de otros del Golfo de México.

El trasiego del combustible robado sería en los muelles pesqueros e, incluso, en alta mar. Los barcos se acoderan para las maniobras que son rápidas para evitar ser descubiertos.

Menor precio

El combustible se vende a menor precio que el oficial de los expendios autorizados.

Los barcos que no cuentan con subsidio de diésel marino, apoyo que otorga el gobierno federal por medio de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca), serían los principales clientes de los huachicoleros marinos, cuyos tentáculos se extendieron a los puertos de Yucatán, en especial en Yucalpetén.

Hay antecedentes del huachicoleo marino, el cual presuntamente fue la causa del asesinato de Julio Solís Pool, “Canalla”, acribillado a las puertas de su casa el 5 de marzo de 2015 por dos sujetos a bordo de una moto. Se dijo que él vendía combustible robado a dueños de barcos pesqueros y que lo mataron por una presunta deuda.— Gabino Tzec Valle

Navío decomisado

El barco atunero “Maguro” sigue asegurado por la Fiscalía General de la República (FGR).

Cateo y detención

Igual continúa el hermetismo de las autoridades federales que el martes 16 entre las 5 y 6 de la tarde catearon la embarcación y detuvieron al patrón, Manuel Estrada Sánchez.

Patrón “desaparecido”

Desde el martes, no se sabe nada del patrón del barco. Se ignora si la FGR lo tiene en su delegación en Mérida o si lo llevó a sus oficinas centrales en Ciudad de México. Los otros tres o cuatro tripulantes del barco son familiares de Estrada Sánchez y están escondidos.

Las clases comenzarán el 26 de agosto y terminarán el 3 de julio

De “boca de lobo” a destino turístico