in

Reapertura con precaución en Valladolid

Uno de los accesos del mercado municipal de Valladolid donde algunos locatarios acudieron a acondicionar sus puestos para reabrir

Cumplen medidas sanitarias el 1er. día en Valladolid

VALLADOLID.— Con el inicio de la “Ola 1” en el estado, en esta ciudad se reactiva de manera parcial la economía, al iniciar actividades varias empresas, incluyendo los mercados “Donato Bates”, el de artesanías, vendedores semifijos de alimentos o ambulantes, con lo que se registró mayor movimiento vehicular y de peatones en el centro comercial.

Incluso se observaron filas de gente en las puertas de las instituciones bancarias como cada lunes, la mayoría con cubrebocas y respetando la sana distancia.

Locatarios del mercado municipal se manifestaron felices al recibir la autorización para poder abrir sus negocios, que por cierto lo hicieron de todos los giros comerciales, entre ellos de ropa, zapatos, entre otros, incluso todos los accesos del centro de abasto fueron abiertos, pero en cada una se designó a un empleado municipal para que proporcione gel antibacterial a todos los que ingresan.

Algunos acudieron, pero para acondicionar sus locales, limpiarlo y verificar las condiciones en que se encuentra el producto que venden, ya que debido a las lluvias que cayeron la semana pasada, temían que se haya afectado su mercancía y dependiendo de ello abrirán en los próximos días.

Del mismo modo, de acuerdo con un recorrido realizado por varios lugares, se observó que en el centro comercial varios negocios abrieron sus puertas, como las tiendas de ropa, de regalos, el mercado de artesanías y el centro artesanal del oriente, incluso en la calle 46 entre 39 y 41 se vio abierta una joyería

En diversos puntos se vio a vendedores semifijos de alimentos que de nuevo ya ofrecen tacos y tortas para llevar, pues la norma es que no se pueden quedar a comer en el lugar de los puestos, aunque en ciertos momentos en algunos se notaba la presencia de varios compradores al mismo tiempo, pero todos cumpliendo con tener su tapaboca, incluyendo al taquero.

Artesanos

De la misma manera, los artesanos que se instalan en el parador del cenote Zací también abrieron sus puertas los que pudieron, pues el domingo las autoridades hicieron un recorrido en el lugar para verificar los daños causados por las pasadas lluvias que cayeron, y se percataron que algunos locales resultaron afectados, por lo que se les ofreció que a partir de ayer lunes se harían las reparaciones correspondientes.

En el centro de la ciudad, se observó mayor movimiento vehicular y de peatones que se dirigían a diversos puntos: sobre las calles 39 y 41, donde se encuentra la mayoría de los negocios, había un poco más de gente caminando en esa zona.

Los parques de la ciudad, entre ellos el principal, permanecen cerrados, aunque en el caso de los que están en los barrios, colonias y fraccionamientos, ya se cayeron las cintas amarillas que les fueron colocadas, lo que aprovechan algunos vecinos para entrar a sentarse en esos lugares.

En tres puntos del centro se observaron filas de gente, en dos instituciones bancarias y en la puerta de una empresa departamental que opera en la calle 40 entre 41 y 42 en pleno centro, pero vigilados por agentes municipales para que cumplan con tener sus cubrebocas y mantener la sana distancia.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Patrulla lo arrolla y fallece