in

Reconstrucción inconclusa

El interior de la iglesia de Nahbalam

En Nahbalam no fue posible hacer fiesta en agosto

NAHBALAM, Temozón.— El acabado, remozamiento, pintura y la puesta de nuevos pisos son parte de los pendientes que no se concluyeron durante los trabajos de reconstrucción de la iglesia de San Agustín.

El templo, que el pasado 7 de octubre cumplió dos años de haberse desplomado, continúa inhabilitado y cerrado al público.

Con los recientes fenómenos meteorológicos las lámparas de la fachada se desprendieron.

El lugar permanecerá cerrado por varios meses más pues la constructora encargada dijo a los responsables de la iglesia que regresarían a principios de año.

Aunque los pobladores esperaban realizar en la iglesia la fiesta del patrono San Agustín, en agosto, no pudo ser posible pues los trabajos no habían concluido y solo hubo pequeñas celebraciones eucarísticas desde la capilla que se habilitó a un costado de su iglesia.

Según el sacristán Marcelino Poot Ku, la constructora que envió la arquidiócesis les dijo que no se han terminado de liberar los recursos y debido a eso quedaban suspendidos los trabajos.

La reconstrucción del edificio, indicó, se terminó, pero faltaron los acabados en las paredes del interior, remozar la fachada, pintar con el color original y cambiar los pisos.

Hace mes y medio que se fueron los trabajadores, detalla, y ni el escombro se retiró. Como han podido han ido quitando entre los pobladores el material acumulado en uno de los pasillos donde se desplomó la mitad del templo.

Dijo que el lugar se mantiene cerrado, solo personal del Inah llega para ver si no hay fisuras en el techo o las paredes.

Por otra parte, el sacristán dijo que de acuerdo con la historia de la comunidad se sabe que hay unas cuevas que están debajo de la iglesia que conectan con la escuela primaria Lázaro Cárdenas del Río que está del otro extremo cruzando la plaza principal, ya que hace muchos años fue un convento.

Agrega que son tipo cavernas pero que nadie se ha atrevido a comprobarlo pues los que lo han intentado a la mitad del camino se quedan y regresan pues les falta el aire.

Por su parte Nemesio Uh Dzib vecino de la comunidad dice que hay pobladores que sospechan que hubo una confrontación entre autoridades municipales y la iglesia debido a que desaparecieron varios bultos de cemento y se rumoraba que los trabajadores de la constructora los habían tomado, lo que derivó en que la obra quede inconclusa.

Según manifiesta, ahora el sacristán ya hizo un censo para saber cuantos católicos hay en la comunidad y se pida colaboración para comprar los pisos para terminar la obra, pero dijo que los citaría.— WENDY UCÁN CHAN

Mujer descubre a su pareja con amante, la persecución se viraliza (Vídeo)