in

Recriminaciones por tragedia en Progreso

El bar “Mocambo” está cerrado desde el domingo

Progreseños: Obra polémica se hizo en septiembre 

PROGRESO.— Al Ayuntamiento 2018-2021 y al empresario meridano Carlos Baeza Manzanero les cae una lluvia de recriminaciones en las redes sociales, a raíz de que el domingo en la tarde se desplomó la marquesina del bar “Mocambo”, en la calle 68 con 21, a una esquina del malecón, con saldo de tres muertos y cinco lesionados, hospitalizados en Mérida.

A la Comuna, que se inició el 1 de septiembre, le recriminan que permitió que trabaje “Mocambo” pese a que no tiene permiso de funcionamiento vigente y a que no pasó una revisión de Protección Civil en noviembre, como reveló el mismo Ayuntamiento anteayer lunes.

Algunos usuarios, como Vincent Emil, recordaron que “Julián (por el alcalde Julián Zacarías Curi) corto el listón (de la palapa del segundo piso en ‘Mocambo’, en octubre de 2018) …debe renunciar a la alcaldía (sic)”.

A Baeza Manzanero le recriminan que presuntamente pretendió que la viuda de Diego Armando Bojórquez Collí le firme un perdón.

Reina Palma escribió: “No firmen nada exijan el cuerpo ellos están obligados a pagar una indemnización y cubrir todos los gastos”.

Dos responsables

“Demanden al restaurant por responsabilidas penal y que sean indemnizados (4 millones) conforme a la Ley, además de las autoridades por los permisos otorgados”, anotó a su vez Aarón Iván.

Carlos Baeza Manzanero, con su empresa Baeza Artículos Publicitarios, fue uno de los cuatro patrocinadores de los 200,000 calendarios que Ivonne Ortega Pacheco repartió con su imagen, cuando fue gobernadora, en 2011.

En internet se informa que Baeza Artículos Publicitarios y Uniformes tiene ocho empleados y se constituyó como empresa en Mérida el 27 de diciembre de 2007, el mismo año que Ivonne Ortega llegó a la gubernatura (el 1 de agosto).

“Mocambo” era de Manuel Perera, “Rábano”, quien murió en agosto de 2017.

Ayer, en este puerto, entre vecinos y familiares de los propietarios del “Mocambo” se averiguó lo siguiente:

—Baeza Manzanero rentó “Mocambo” y entre abril y mayo de ese año lo remozó. En el perímetro del techo se construyó el muro de bloques que el domingo se desplomó y también una escalera que lleva a la techumbre.

—En junio, “Mocambo” reabrió al público.

—En septiembre (ya con la nueva Comuna) se construyó la palapa en el techo.

—En octubre, “Mocambo” fue inaugurado al ponerse en servicio la palapa.

Entrevistado al respecto, Luis Castro Naal, director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Ayuntamiento, dijo que no tienen información de la fecha de la construcción de la palapa en el techo del “Mocambo”.

Indicó que revisan los archivos sobre el negocio.

Reiteró que en noviembre pasado (tras la inauguración), representantes del bar acudieron a la dependencia a tramitar la licencia de funcionamiento, pero no retornaron a darle seguimiento.

“Mocambo” fue cerrado desde el domingo por la Fiscalía General del Estado.— G.T.V./ F.L.E.S.

 

Cartón de Tony: Dobleces

El Óscar a Mejor Actriz proyecta a mujeres distintas