in

Regresar a la realidad, una necesidad

Adicciones comportamentales

Mario Maldonado Espinosa (*)

El mundo tecnológico ha avanzado de tal forma que nuestros comportamientos como personas han sido parte de esos cambios.

Dígame usted si es de esas personas que apenas está abriendo los ojos en la mañana lo primero que hace es revisar el celular, mensajes, redes sociales, noticias, videos etc.

Nos pasamos tanto en esta actividad que el tiempo se nos viene encima.

Habría que valorar cuánto es el tiempo que le dedicamos a esa conducta para saber si estamos ante un verdadero problema.

Tal conducta nos hace muchas veces descuidar deberes imprescindibles, importantes e inmediatos como nuestro arreglo personal, comer, llegar temprano al trabajo y lo más importante y esencial, relacionarnos con nuestra gente más cercana o familia. Nos escapamos de una realidad, nos escondemos frente una pantalla, dejamos de hablar y expresar nuestros sentimientos con los seres más queridos. Este tipo de problemas conductuales suele llamarse adicciones comportamentales.

Una adicción que nos puede llevar a situaciones preocupantes como por ejemplo intentar demostrar personas que no somos, sentir la necesidad de estar conectado todo el tiempo ya sea en el celular o la computadora, desesperarse por los mensajes que mandamos o no nos responden, conseguir gran cantidad de “Me gusta”.

Son muchos los factores que se van dando en este tipo de actitudes, el final y las consecuencias son a veces muy devastadoras.

En ese sentido, vemos con beneplácito que el Congreso del Estado aprobó una nueva Ley de Prevención y Atención Integral de las Adicciones del Estado de Yucatán que regula estas adicciones comportamentales que incluye a los videojuegos, la adicción al internet y redes sociales, incluso la adicción al trabajo.

Hay estudios que señalan que en los últimos años hay una tendencia al alza de la adicción al internet y al uso del celular. Se dice que 7 de cada 10 jóvenes no duerme el tiempo adecuado por estar conectado a internet.

Otro tipo de adicción es a los videojuegos, por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su capítulo de trastornos de adicción añadió la adicción a los videojuegos, siendo ésta la primera adicción comportamental o conductual que se incluye en un instrumento de carácter internacional, del cual se desprenden los diferentes manuales médicos y normas de salud.

La adicción a los videojuegos es parte de las nuevas patologías del siglo XXI.

Lo importante de todo esto es reconocer que si no se hace algo para revertir dichas conductas pueden volverse problemas de salud pública y social. Por ello que bueno que se ha incluido en este nuevo ordenamiento como adicciones.

Con este ordenamiento ya se considerará como una adicción comportamental las conductas excesivas en el uso de las tecnologías digitales y sus aplicaciones y, en particular, de las relacionadas con el uso de internet, las redes sociales, los videojuegos y los teléfonos inteligentes.

Por cierto y hablando de redes sociales el año pasado circuló un emotivo vídeo que promovía e invitaba a tener una Navidad sin celulares, un vídeo que aborda esta problemática en que estamos inmersos actualmente y que afecta a la hora de estar relacionándonos con las personas que más queremos, consiste en tener el celular en la mesa o durante la conversación, o más aún guardarlo en una caja ¿Alguien se anima a este reto esta navidad con su familia? Desconectarse para poder conectarnos con nuestros seres queridos.

La tecnología nos sirve cuando la usamos para lo que ha sido creada: para mejorar la vida de las personas, nos puede acercar como humanos pero también nos puede alejar, separar o dividir. Hagamos un buen uso de todo ello. Son muchos valores que están en riesgo de perderse regresemos a ellos.

Disfrutemos a los que tenemos cerca tal vez mañana no estarán junto a nosotros. ¡Felices fiestas sin tantos aparatos! —Mérida, Yucatán

mariomaldonadoe@gmail.com

@mariomaldonadoe

Asesor Jurídico

La tecnología nos sirve cuando la usamos para lo que ha sido creada: para mejorar la vida de las personas

Síguenos en Google Noticias

“Mototaxista” sin precaución termina botando a su pasajera

Uniprint expande sus horizontes