in

Relajan medidas en Tizimín

Peatones en una calle del centro de Tizimín

Se olvida la sana distancia y hora de la movilidad

TIZIMÍN.— En una nueva etapa de la reapertura de negocios como parte de la reactivación económica, autoridades municipales y ciudadanos se relajan ante las medidas, ya que algunos salen a la calle sin cubrebocas y olvidan la sana distancia.

Pese al decreto de que a partir de mañana se amplía una hora la movilidad en las calles, hay quienes ya lo están aplicando y circulan después de las 10:30 p.m.

Al respecto, el titular del departamento Jurídico de la Comuna, Orlando Ojeda Novelo, indicó que la Policía está pendiente de ello, como lo estará en las próximas horas con la reapertura de algunos giros comerciales y templos religiosos.

Afirmó que por el momento la restricción para el uso de bancas en los parques continúa vigente; es decir, que permanecerán cerrados en espera de las indicaciones del Gobierno del Estado.

Tampoco se ha determinado la fecha de reapertura de los centros deportivos para eventos de conjunto y no hay planes para reanudar torneos de ninguna disciplina deportiva en la ciudad.

En cuanto a los templos religiosos, las parroquias promueven las medidas preventivas ante su reapertura, como el constante lavado de manos, uso de caretas, cubrebocas y gel antibacterial. En cada celebración habrá un determinado número de fieles que podrá participar, respetando la distancia de dos metros entre cada asistente, los lugares estarán señalados, por lo que piden ser pacientes y esperar su turno para ingresar al atrio parroquial.

Dentro del recinto se implementará la desinfección de calzados y revisión de temperatura.

En cuanto al saludo de la paz, se hará con inclinación como símbolo de respeto y al recibir la sagrada Comunión los fieles permanecerán en sus lugares, donde se quitarán el cubrebocas, desinfectarán con gel sus manos, se ubicarán en el lado del pasillo, extenderán la mano izquierda y recibirán la hostia con la derecha.

También pidieron depositar la ofrenda económica cuando salgan en cajitas de madera que se colocarán en la salida.

Por su parte, los pastores de las iglesias ajenas a la católica también desinfectan sus instalaciones para reanudar sus actividades, pero algunos prefirieron esperar para no poner en riesgo a sus creyentes.

En los filtros sanitarios de las entradas, desde hace unos 15 días redujo el número de policías que vigilan, por lo que es más fácil ingresar sin revisar a los visitantes nacionales y extranjeros.

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia