in

Remedio al lío entre taxistas

Llevarán pasaje y volverán vacíos a sus comunidades

VALLADOLID.— El conflicto de taxistas de las cooperativas de Chemax “Francisco I. Madero” y “Miguel Hidalgo y Costilla”, que mantienen con sus homólogos de la sección del sindicato “Adalberto Aguilar Osorio”, no se resolvió en la prolongada reunión que sostuvieron anteayer en Mérida.

Ante la situación, las autoridades estatales indicaron que los de Chemax solo pueden traer pasaje, pero no llevar y la misma medida para los vallisoletanos.

Ayer publicamos que los dirigentes de las tres agrupaciones se reunieron en el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut), en la ciudad de Mérida para tratar de llegar a un acuerdo, sobre el funcionamiento de un sitio que rentaron los de Chemax a unos pasos del centro de la ciudad, lo cual enojó a los de la sección de la “Adalberto Aguilar Osorio”, que impiden su operación.

Este conflicto derivó el fin de semana pasado en el bloqueo de las fronteras de Chemax y Valladolid, de tal modo que ninguno de los taxis de las agrupaciones llevó y trajo pasaje.

El sábado por la noche se les pidió abrir de nuevo las carreteras, y se les convocó a una reunión el martes en la ciudad de Mérida.

De acuerdo con información obtenida, la reunión en Mérida duró alrededor de seis horas, pues entraron a las 11 de la mañana y salieron cerca de las seis de la tarde, pero ningún dirigente quiso hablar sobre el resultado.

Ayer se averiguó que los líderes Narces Mendoza Arjona, del “Adalberto Aguilar Osorio”, propuso que entren sus secciones al nuevo sitio, incluyendo sus taxis foráneos que viajan a Quintana Roo, además se ofreció para administrar el lugar, lo que no aceptaron los chemaxeños.

Al no ponerse de acuerdo las agrupaciones, el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut) determinó nuevas reglas de trabajo para todos, a fin de remediar la situación.

Se indicó que los de Chemax solo podrán llevar pasaje a Valladolid y los de la “Adalberto Aguilar” solo podrán llevar a Chemax, pero no traer, y así estarán en tanto no se lleguen a un buen acuerdo.

Se les propuso el proyecto de crear una terminal foránea en Valladolid y Chemax, pero para eso los funcionarios estatales del Imdut tendrían que dialogar con los alcaldes, Enrique Ayora Sosa y Lucio Balam Herrera, respectivamente, para conocer su disponibilidad de apoyar, de acuerdo con el plan de desarrollo de cada municipio.

Se les explicó que esos proyectos, podrían llevar quizá hasta un año para concretarlo, de modo que así continuarán en tanto no se llegue a ningún arreglo.

Los de Chemax, señalan que por ellos no hay problema, pues tienen la zona de Quintana Roo por donde podrán trabajar, y quienes pueden perder más son los vallisoletanos, de modo que hay que esperar hasta cuanto aguantan.

Mientras tanto algunos taxistas de ambas de las agrupaciones se manifestaron molestos porque se está afectando su economía, pero ninguno de ellos se atreve a identificarse por miedo a decir algo que no les parezca a sus líderes y luego se tomen represalias en su contra.— Juan Antonio Osorio

 

La final del Sur, Leones Vs Diablos, arranca en el infierno

Cartón de Tony: De fajas a fajas