in

Retenida por un supuesto desfalco de 120,000 pesos

Zelmy Cob Chan ofrece su versión de los hechos y muestra pagarés que supuestamente le hicieron firmar

Acusa a empleador

TIZIMÍN.— El reporte por la privación de su libertad a una empleada de una casa de empeño de esta ciudad movilizó la tarde de anteayer domingo a policías municipales y estatales.

Según fuentes policiacas, familiares de Zelmy Candelaria Cob Chan denunciaron en la Policía Municipal que la tenían retenida y no la dejan salir del local.

Cuando los uniformados llegaron al lugar lo encontraron cerrado y el dueño Melchor Pérez Pérez, informó que en el inventario del negocio había un faltante de más de 120,000 pesos, por lo que no dejaba salir a nadie. No obstante por la presión de los oficiales de que entrarían a rescatar a Zelmy Cob, accedió a liberarla.

Ayer lunes, Pérez Pérez convocó a una rueda de prensa para explicar lo ocurrido y acusó a Zelmy Cob de robo y abuso de confianza. Según relató, dos de sus empleadas con mayor antigüedad, una de ellas Zelmy Cob, iban a renunciar, por lo que desde el viernes 27 se comenzó a realizar un inventario.

En medio de esta inspección el domingo, cerca del mediodía, uno de los trabajadores le habló para decirle que Zelmy Cob “está desesperada porque quiere contar la verdad…”.

Según dijo esta persona, la empleada, quien lleva 14 años en la casa de empeño, reconoció que había alterado boletas y que usaba nombres ficticios para empeñar, así como registros de prendas por cantidades de entre $5,000 y $19,000, aunque solo había registros de tres prendas con valor de $2,000 a $3,000.

Pérez Pérez dijo que fueron 13 sobres los que encontraron con anomalías y un faltante de casi $130,000.

Señaló que se le propuso a Zelmy Cob que pague la cantidad por plazos y que incluso la grabaron en el momento en que aceptó su culpabilidad.

Sorpresa

A la empleada se le permitió hablar a su familia para que cuente lo ocurrido y la ayuden, pero el dueño dijo que nunca pensó que avisen a la Policía y que denuncie que la tenían retenida.

Agregó que hace unos meses se presentó un problema similar con un faltante de prendas vencidas por $150,000, por lo cual se les hizo pagar a cuatro empleados el dinero, incluida Zelmy Cob.

Pérez Pérez dijo que se asesora para interponer una denuncia en la Fiscalía por el robo.

Zelmy Cob acusó al propietario del negocio de amenazar y presionar a los empleados a pagar cantidades exhorbitantes y, si la acusan de robo es porque no la quieren finiquitar como marca la le. Dijo que ya procede de manera legal contra Pérez Pérez y primero interpuso su denuncia por privación de su libertad, la cual quedó asentada con el número de expediente 990/2018.

Señaló que de no haber llegado la Policía al lugar ni sus familiares no iba a poder salir y la obligarían a pagar una cantidad de dinero que no tomó.— WENDY UCAN CHAN

 

Revés de la Sub-17 yucateca

Presunto delincuente abatido por policías federales y un ejecutado más en Cancún