in

Reunión acaba en tragedia

Vecinos critican comportamiento de policías municipales de Izamal

Tomaba con sus amigos y sufre un infarto, en Izamal

KIMBILÁ, Izamal.— Como es costumbre entre los trabajadores de una empresa manufacturera, luego de acabar la jornada del viernes, un grupo de éstos se reunió en un local de la calle 26 entre 21 y 23 de esta comisaría, pero la convivencia terminó en tragedia, luego que uno de los empleados falleció de manera repentina, al parecer por un infarto.

De acuerdo con versiones de vecinos, Víctor Canché Uitzil estaba con sus compañeros de trabajo; en un momento dado se levantó para realizar sus necesidades fisiológicas, pero de repente se sintió mal y cayó al suelo, donde falleció, al parecer, por infarto fulminante al miocardio.

Los hechos se registraron anteanoche, cerca de las 10. Elementos de la Policía Municipal de inmediato llegaron al lugar de los hechos, pero, según versiones, movieron el cuerpo del infortunado sujeto a su antojo, para fotografiarlo.

El cadáver de Canché Uitzil fue reconocido por su ahora viuda; no se mencionó si dejó hijos en la orfandad.

En Sacalum, familiares de Mercedes Chablé Tun se llevaron tremendo susto al hallar muerta a la mujer en el patio de su casa.

El hallazgo ocurrió anteanoche, cerca de las 10, en el predio ubicado en la calle 28 entre 21 y 23 de esta comunidad, cuando un familiar acudió a visitar a la mujer y al no encontrarla se dio a la tarea de buscarla en el interior de la vivienda, hallándola en el patio ya sin vida, boca arriba.

En el lugar se manejó la versión de que la mujer no estaba enferma y que, al parecer, tras desvanecerse, se arrastró varios metros.

Al lugar acudieron agentes municipales y estatales, que tomaron conocimiento del hecho.— José Candelario Pech Ku / Sergio Iván Chi Chi

 

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario