in

Ribereños reciben un flamazo

PROGRESO.— Los pescadores Alejandro Trinidad Ochoa, de 39 años de edad, y G.P.H., de 17, oriundos de Tabasco, fueron trasladados al Centro de Salud de este puerto para ser atendidos por quemaduras en varias partes del cuerpo.

Los lesionados sufrieron dichas lesiones en el muelle pesquero de La Caleta, al ocurrir un flamazo en el compartimiento de máquinas del barco “Marcos II”, propiedad de José Luis Cruz Chimeo.

El percance ocurrió ayer jueves, a las 7:30 de la mañana.

Ambos hombres de mar se alistaban para su jornada en alta mar, pero al activar el motor para mover la bomba de agua sobrevino la explosión y el flamazo alcanzó a los ribereños, quienes fueron rescatados por sus compañeros que se encontraban en ese muelle.

A bordo de un vehículo particular los lesionados fueron trasladados al Centro de Salud de esta ciudad, y más tarde fueron enviados al hospital O’Horán de Mérida, tras ser estabilizados. Los dos pescadores son originarios de un puerto de Tabasco.— G.T.V.

 

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar