in

Indignación en Valladolid por el robo en iglesia

Una turista en la parroquia San Servacio. Delincuentes robaron en la iglesia todas las limosnas de las alcancías
Una turista en la parroquia San Servacio. Delincuentes robaron en la iglesia todas las limosnas de las alcancías

VALLADOLID.— Indignación hay entre los católicos por el reciente robo en la iglesia.

Consideran que los delincuentes ya no tienen respeto por la Iglesia, pues entraron a robar a la parroquia San Servacio, en pleno centro de la ciudad.

Los feligreses afirman que el hurto en el templo católico es una falta de respeto a Dios.

El robo en la iglesia se cometió entre la noche del viernes y la madrugada del sábado 6.

Fue descubierto en la mañana del sábado en la iglesia, ubicada en plena plaza principal, a solo 40 metros del Palacio Municipal.

Los delincuentes quitaron las cámaras vigías afuera del templo, rompieron la puerta lateral derecha y se llevaron el dinero de las alcancías de la iglesia.

Al respecto, José Manuel Aguilar Méndez,  de Matrimonios de San Servacio, informó hoy que el párroco, Rivero Castillo, exhortó a los fieles en las misas del domingo a que cuiden y respeten el templo.

Agregó que el sacerdote relató que hace  días vio a dos jóvenes varones besándose en el atrio posterior de la iglesia.

Indicó que el presbítero recordó que la iglesia no es el lugar para esas actividades.

Aguilar Méndez consideró que a pesar de las cámaras de vigilancia se cometió el robo en la iglesia.

Destacó que ahora las autoridades son las responsables de aclarar el hurto.

Miguel Ángel Díaz Alcocer, ministro de Eucaristía, a su vez exhortó a los gobiernos estatal y municipal a que aumenten la vigilancia en la ciudad.

Dijo que las cámaras de vigilancia graban a los delincuentes, pero  por sí solas no evitan los delitos, como  los hurtos.

Es el segundo robo en la iglesia parroquial en menos de siete años.

En la madrugada del 1 de diciembre de 2011, delincuentes rompieron la puerta lateral del lado derecho de la parroquia de San Servacio y robaron dinero de todas alcancías.

OTRO ROBO EN LA IGLESIA

En esa ocasión, los ladrones brincaron el enverjado que da a la calle 43 entre 40 y 42, donde está más oscuro, y luego hicieron un boquete de unos 40 por 20 centímetros en la puerta colonial que da al Oriente.

Dos sacristanes descubrieron el robo cuando llegaron a trabajar, a las 8 de la mañana, y vieron todo tirado y revuelto.— Juan Osorio Osorno/ Flor Estrella Santana

Encuentran a tres mujeres muertas en la frontera entre Grecia y Turquía

Labor del contador público, poco valorada: IMCP