in ,

Sacarse el avión presidencial, esperanza de jóvenes de Tizimín

Alumnos de la telesecundaria "Yucatán" de la comisaría de San Hipólito, de Tizimín, viajan como pueden a sus clases, incluso en la cajuela del vehículo de su maestro que los trae y lleva.- Isauro Chi Díaz

TIZIMÍN.—  Mateo Díaz Chablé, profesor de la telesecundaria “Yucatán” de la comisaría de San Hipólito, se gana la simpatía de muchas personas al anunciar que con apoyo de sus alumnos y padres de familia juntarán el dinero necesario para comprar un “cachito” de boleto para la rifa del avión presidencial, pues está cansado de que gestiones que ha hecho ante distintas autoridades no fructifiquen para tener un vehículo de traslado para los estudiantes.

Lee también: Comparsa de Muna vaticinó el año pasado la rifa del avión presidencial

Díaz Chablé dice que ha hecho gestiones ante autoridades de todos los niveles para obtener un vehículo que traslade a los 25 alumnos de las comisarías de Teapa, San Juan Km. 4, Santa Elena y Luis Rosado Vega que acuden a este plantel educativo, ubicado entre los límites de Yucatán con Quintana Roo.

Quieren el premio mayor

Con mucha seriedad, en el tema de la rifa del avión presidencial el mentor expresa su confianza de correr con suerte: “Se nos presenta la esperanza con la rifa del avión presidencial, juntaremos para la compra de un ‘cachito’ y rogamos que la fortuna nos sonría, y ganar el premio mayor... y así dejar de molestar a las autoridades”.

Te puede interesar: Relacionan movimiento del agua del cenote de Tizimín con el sismo de 7.7 en el Caribe

Hemos solicitado junto con padres de familia, población escolar y docentes, el apoyo con un vehículo de medio uso, para el traslado de 25 alumnos de distintas comisarías que acuden a diario a la telesecundaria, pero la respuesta ha sido que el presupuesto no contempla ni alcanza para solventar esta situación.

Los trae y lleva

Díaz Chablé desde hace varias décadas se encarga de traer y llevar a sus lugares de origen a un grupo de alumnos para que en los días hábiles lleguen puntuales a sus clases, pero sobre todo para que no abandonen la escuela.

Muestra unas  imágenes de jóvenes que viajan en la cajuela de un auto, que evidencian la forma y el riesgo que pasan los estudiantes para acudir a su centro escolar.

Amontonados en el auto del maestro Mateo Díaz Chablé viajan jóvenes de distintas comisarías de Tizimín para llegar a sus clases en la telesecundaria "Yucatán" de la comisaría de San Hipólito.- Foto de Isauro Chi Díaz
Amontonados en el auto del maestro Mateo Díaz Chablé viajan jóvenes de distintas comisarías de Tizimín para llegar a sus clases en la telesecundaria "Yucatán" de la comisaría de San Hipólito.- Foto de Isauro Chi Díaz
Alumnos de la telesecundaria "Yucatán" de la comisaría de San Hipólito, de Tizimín, viajan como pueden a sus clases, incluso en la cajuela del vehículo de su maestro que los trae y lleva.- Isauro Chi Díaz
Amontonados en el auto del maestro Mateo Díaz Chablé viajan jóvenes de distintas comisarías de Tizimín para llegar a sus clases en la telesecundaria "Yucatán" de la comisaría de San Hipólito.- Foto de Isauro Chi Díaz

Los estudiantes se acomodan como puedan, ya sea en el mismo asiento del maestro, en las piernas del copiloto o en la cajuela. El caso es llegar a su centro escolar.— ISAURO CHI DÍAZ

Síguenos en Google Noticias

Julián Gil se olvida del cumpleaños de su hijo; Marjorie le hace fiesta

Santiago Cáseres, nuevo refuerzo del América