in

La acusan de apropiarse de 1 millón de pesos, de un kínder en Tekax

Marielba Mayani Mugarte Martín (derecha) recibe notificaciones para que devuelva el dinero del comité de padres de familia y maestros

TEKAX.— El comité de padres de familia y maestros del jardín de niños “Eva Sámano Bishop” pide la intervención de las autoridades del programa La Escuela es Nuestra, ya que, indican, Marielba Mayani Mugarte Martín, extesorera, no quiere devolver el dinero otorgado y destinado para las mejoras en esa escuela, desde hace más de un año.

Explican que el plantel fue beneficiario del programa y en marzo de 2020 se formó el comité donde se nombró como tesorera a Marielba Mugarte; se abrió una cuenta bancaria a nombre de esta persona, en la que se depositaron, en mayo del mismo año, 500,000 pesos, para que, en coordinación con el comité, se realice la planeación de las mejoras.

El comité planeó las prioridades del jardín y pidió presupuestos para las obras, pero se llevaron la sorpresa cuando la tesorera no quiso liberar el dinero, con el pretexto de que no le parecían los presupuestos.

El 3 de agosto de 2020, Marielba Mugarte renuncia como tesorera, sin devolver el dinero, pues decía que el comité haría mal uso de los recursos, a pesar que todos sus integrantes ya estaban de acuerdo con las obras planeadas.

Los quejosos señalan que se abrió una nueva cuenta a nombre de la nueva tesorera, Cinthia Maribel Canul Zumárraga, para que Marielba Mugarte, traspase el dinero, pero no lo hizo, incluso ya llegó el segundo depósito del programa, otros 500,000, a nombre de la misma extesorera, quien sigue negándose a regresar el dinero.

Petición

El comité de la escuela pide la intervención del coordinador del programa, Juan Balam Várguez y del delegado federal, Joaquín Díaz Mena, para darle pronta solución al problema y se realicen las mejoras en la escuela, las cuales “son urgentes”.

Comentan que todo parece indicar que la extesorera utilizó los recursos para beneficio propio.

Hay falsas ideas acerca del agua en la Península

El Centenario, punto de reunión para las familias