in

Se enriquecen con la ''ley seca'' estatal

Luis Darío Bates Novelo

Líder cantinero pide denunciar a los clandestinos

TIZIMÍN.— Luis Darío Bates Novelo, líder cantinero, dijo que la falta de cultura de la denuncia ciudadana y las limitaciones que las leyes le imponen a la Policía dificultan el combate de la venta clandestina de bebidas alcohólicas en esta ciudad.

“El clandestinaje existe con una venta incontrolable de alcohol, y culpo directamente las reuniones incontroladas que ha desatado en parte el contagio del Covid-19”, expresó, en entrevista.

Indicó que más que una exigencia a la autoridad para cumplir con las leyes, exhorta a los vecinos a que si ven a alguna persona vendiendo ilícitamente bebidas etílicas que la denuncien.

“La Policía poco puede hacer si no existe una denuncia”, consideró.

Destacó que para la denuncia es importante que se tomen fotos y se graben los hechos, para que la Policía pueda cumplir con su labor porque las leyes la limitan en muchas cosas, como el no poder entrar a las casas.

Al haber evidencia, agregó, la Policía le puede decir al acusado: “Hace 20 minutos estabas vendiendo”.

Puntualizó que a los cantineros no les parece justo que unos se enriquezcan con la venta ilegal que triplica el precio real del producto, mientras ellos respetan la orden estatal de cerrar sus negocios por la pandemia.

Agregó que a pesar de todos los daños económicos que sufren y que el riesgo de cerrar definitivamente algunos establecimientos, han sido respetuosos y no se han manifestado contra el gobierno en todo estos meses que no están laborando.

Desde que la “ley seca” estatal se reanudó el 16 de julio, la Policía atendió dos riñas: el jueves 13 un ebrio le dio dos navajazos a su padre y anteanoche, otro borracho fue herido en una riña con su expareja.

Además, la Policía tomó conocimiento de un accidente de tránsito: el domingo 9, un ebrio al volante de una camioneta chocó contra otro vehículo.— Isauro Chi Díaz

Líder del PAN ve “sexenio perdido”