in

Se exponen a ser arrollados cuando acuden a comer en Tizimín

Vendedores de comida que se instalan en la salida hacia Mérida

TIZIMÍN.— Automovilistas denuncian que los obreros de las maquiladoras ubicadas en la salida hacia Mérida corren el riesgo de sufrir un accidente porque los vendedores de comida rápida ocupan el acotamiento de una zona altamente transitada para colocar mesas y sillas.

Al respecto, el titular de la Policía Municipal, Roberto Pacheco Aranda, dijo que los ambulantes deben tener un permiso en el que especifique el espacio utilizado.

Los trabajadores indican que antes de la pandemia se les permitía a los vendedores utilizar un espacio en el acceso a la empresa en donde laboran, pero cerraron temporalmente y con la reactivación de labores fueron más las personas que buscaron obtener un ingreso con la venta de antojitos.

Presuntamente por eso se les impidió estar dentro del área de la maquiladora y ahora ocupan la orilla de la carretera ubicada a escasos 200 metros del periférico, sitio de maniobras de camiones de carga pesada.

Incluso cuando salen a comer se exponen a ser golpeados por algún auto cuando cruzan las calles, por lo que recomiendan que al menos en ese horario, que el policía asignado en la caseta de esa salida esté más pendiente del tránsito.

Los trabajadores afirman que en el comedor de su empresa les ofrecen alimentos, pero prefieren salir porque la comida es económica. Los que no alcanzan sillas para quedarse a comer usan las piedras que están bajo los árboles.— ISAURO CHI DÍAZ

México recupera primer lugar como principal socio de EE.UU.

Sube el mero: $210 el kilo