in

Se prolonga junta taxista

El día en que los de la sección “Adalberto Aguilar” bloquearon el lugar que rentaron los de Chemax

Sin nada definido el lío entre grupos de Valladolid

VALLADOLID.— En una maratónica reunión que se llevó al cabo en el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut) en la ciudad de Mérida, en donde participaron funcionarios estatales, los líderes de las cooperativas de Chemax “Francisco I. Madero”, “Miguel Hidalgo y Costilla” y del sindicato “Adalberto Aguilar Osorio” se presentaron algunas propuestas para resolver el conflicto que tienen los dos primeros con una sección de Valladolid, pero que opera en el vecino municipio.

De acuerdo con la información obtenida, la reunión dio inicio a las 11 de la mañana, y hasta las cuatro de la tarde no había concluido, según se averiguó.

A esa hora se le habló a Narciso Hoil Oxté, líder de la cooperativa “Francisco I Madero” de Chemax, y no respondió a pesar que se le enviaron mensajes.

De la misma manera se le habló a Narces Mendoza Arjona, líder del sindicato “Adalberto Aguilar Osorio”, y comentó que la reunión no había concluido, pero que estaban determinando algunos puntos, pero insistió en que no habían terminado.

Propuestas

Se averiguó que la propuesta de Narciso Hoil Oxté es que los de la sección de la “Adalberto Aguilar Osorio”, puedan entrar a trabajar en el nuevo sitio, cuyo predio se rentó y ya hasta se pagó.

En el caso de Narces Mendoza Arjona, su propuesta sería que entren los de su sección que trabajan en Chemax, pero también los taxis de su sindicato que viajan a diferentes puntos de Quintana Roo, cuyo sitio actualmente funciona en un predio de la calle 38 entre 39 y 41, y que todos los días ocupan esa misma calle, esperando la llegada de sus usuarios.

Los de la “Adalberto Aguilar Osorio” argumentan que al funcionar los taxistas en el nuevo sitio, ubicado en el centro de la ciudad, a unos metros del Palacio Municipal, en cuanto los clientes se dirijan a la calle 38 en busca del taxi foráneo que los llevaría a Cancún, Playa del Carmen o Tulum, fácilmente los de Chemax los interceptarían y ellos lo llevarían, lo cual consideran que seguramente pasaría y así afectarían la economía de sus agremiados.

Sin embargo la reunión en la capital del Estado, fue precisamente para encontrar un punto medio entre las agrupaciones, de tal modo que no afecte a ninguno de ellos, pero debido a que nadie cedía la reunión se prolongó más de lo previsto.— Juan Antonio Osorio Osorno

Fue un golpe de realidad