in

AMLO regresaría en enero

El presidente Andrés López Obrador en la autopista para el acto sobre el tramo cuatro del Tren Maya

Supervisa el Tren Maya y le piden ayuda por ciclón

VALLADOLID.— El presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, llegó ayer domingo a las 10:15 de la mañana en el kilómetro 140 de la autopista Mérida-Cancún, para el acto Supervisión de obra del Tren Maya, en su tramo número cuatro, que abarca de Izamal a Cancún, 245 kilómetros.

La obra del tramo cuatro del Tren Maya estará a cargo de la empresa Ingenieros Civiles y Asociados (ICA).

Se averiguó que López Obrador arribó desde anteanoche a Pisté, comisaría de Tinum, y pernoctó en el Hotel Chichén Itzá, ubicado a un lado de la carretera federal libre Mérida-Cancún que cruza esa comunidad.

De ahí salió ayer para encabezar el evento de supervisión de la obra.

En ese lugar aún no hay nada del Tren Maya.

Algunos dicen que el ferrocarril pasará por el lado sur de la carretera de cuota, otros afirman que pasaría en medio de los dos cuerpos de la vía. Sin embargo, en el evento no se precisó.

Desde hace varios días que personal de ICA trabajó para nivelar y pavimentar unos 100 metros del centro de las dos vías en el kilómetro 140, donde se instalaron los toldos y demás estructuras para el acto presidencial, que duró alrededor de una hora.

Durante ese lapso se mantuvo cerrada la carretera de cuota. A quienes circulaban hacia Cancún los desviaron en la caseta para que entren a Pisté, y a quienes iban con rumbo a Mérida, desde Valladolid los desviaron.

Rogelio Jiménez Pons, titular de la Secretaría de Turismo federal (Sectur), fue el encargado de dar una explicación al mandatario con ayuda de unas mamparas puestas a un lado de la vía.

Al evento asistieron el gobernador Mauricio Vila Dosal; Luis Crescencio Sandoval González, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); Maria Luisa Albores González, titular d Medio Ambiente; Adelfo Regino Montes, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI); Daniel Chávez Moran, presidente del Grupo Vidanta; las alcaldesas de Uayma, Yamili Cupul Vázquez, y de Tinum, Natalia Mis Mex, y Guadalupe Phillips Margain, directora del Grupo ICA.

De aeropuerto a tren

Buena parte del discurso del Presidente fueron elogios para Guadalupe Phillips Margain, pues dijo que a pesar de que su empresa tenía contratos para la construcción del aeropuerto de Texcoco, fue la primera en acudir a verlo para ponerse a disposición y cancelar los acuerdos que se tenía y ahora tienen la responsabilidad de la construcción de un tramo del Tren Maya y que sabe que lo harán bien en tiempo y forma, además ajustados a los presupuestos.

Afectación al tránsito

“No me voy a alargar, porque está detenido el tránsito (vehicular en la autopista) y no debemos causar molestias, pero es desde luego una obra muy importante”.

Reiteró que el Tren Maya impulsará el desarrollo del sureste de México.

Dijo que en el aeropuerto de Texcoco se invertirían 300 mil millones de pesos y se concluiría en 2025, y se cerraría el aeropuerto de Ciudad de México, pero se resolvió el problema con la terminal aérea de Santa Lucía, donde se invertirán 75 mil millones de pesos, de tal modo que se ahorraron 225 mil millones de pesos.

Afirmó que el desafío es terminar el aeropuerto en el año 2023, ellos no harán como otros que dejaron obras inconclusas o en proceso.

Aseguró que su gobierno 2018-2024 no dejará nada pendiente al siguiente gobierno y que le da tranquilidad y le aligera la carga que los tramos dos y siete del Tren Maya, que abarcan de Tulum a Escárcega, están a cargo de los ingenieros militares.

Recordó que los militares hace otras obras como la construcción de 2,600 sucursales del Banco del Bienestar, y 266 cuarteles para la Guardia Nacional en igual número de sitios del país.

Calakmul

Dijo que la zona arqueológica de Calakmul (cercana a Escárcega, en Campeche) es como un Nueva York pero de los mayas. “Se dice que es Tren Maya, pero en realidad es un tren moderno y fomentará mucho el turismo en la región”, agregó.

Anunció que cada tres meses realizará la supervisión del proyecto y que en su próxima visita a Yucatán no afectará el tránsito.

Indicó que el ferrocarril será de dos vías y se moverá con electricidad. Por ello, se construirán dos termoeléctricas de ciclo combinado en Yucatán y Chiapas.

Así que, dijo, Yucatán ya no tendrá problemas en el servicio de electricidad.— Juan Antonio Osorio Osorno

Petición sin respuesta

En el acto presidencial, el gobernador Mauricio Vila Dosal hizo ayer un recuento de los proyectos que se realizan y le solicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador apoyos por las afectaciones de la tormenta tropical “Gamma” y el huracán “Delta”. Sin embargo, el Presidente no respondió sobre el tema en su discurso.

El cubreboca “obligatorio”

A López Obrador en ningún momento se le vio usando el tapaboca, que en Yucatán es de uso obligatorio para la población al salir de casa desde abril por la pandemia de Covid-19.

Otros también sin tapaboca

Tampoco usaron el tapaboca obligatorio el secretario de la Defensa y otros funcionarios federales que llegaron. Solo Vila Dosal utilizó cubreboca; de hecho usó dos, uno azul y en otro momento, uno blanco.

Saludos a la distancia

López Obrador no se acercó a saludar a nadie; desde lejos les hizo señas de adiós, subió a su camioneta y se retiró del lugar con rumbo a Cancún.

Cartón de Tony: el cáncer del narcisismo