in

Tarifas en la playa, sin control

Foto: Megamedia

Prestadores de servicios cobran según la demanda

PROGRESO.— Las autoridades municipales no regulan las tarifas de la renta de palapas, sombrillas y camastros en la playa del malecón tradicional, sino los mismos prestadores de servicios las fijan con base en la demanda de los paseantes.

Por lo general, la renta de una sombrilla y dos camastros, así como de una mesa con sillas y sombrilla, es $250 el día, de 8 a.m., cuando los instalan, a 6 p.m., aunque no todos los que pagan los ocupan esas 10 horas.

Encargados de la renta de palapas y sombrillas dijeron ayer que a pesar que hay una tarifa prácticamente acordada entre los concesionarios de ese servicio, hay quienes cobran más y abusan.

De eso se quejó un turista del crucero “Carnival Breeze” al que el martes le cobraron 30 dólares por la renta de una sombrilla y dos camastros y además le exigieron 20% de propina.

Según las fuentes, en la renta de las sombrillas y camastros que son extensión de un restaurante se incluye uso de baños y se les vende bebidas y alimentos.

Quienes solo tienen concesión de la Zofemat para rentar esos muebles ofrecen bebidas y alimentos de otros negocios, pero no servicio de baño y la gente acude a baños públicos en el malecón.

La Subdirección de Comercio del Ayuntamiento no regula la renta del mobiliario de playa. Cobra derecho de piso a los vendedores.

Tampoco Turismo municipal interviene en el funcionamiento de las palapas, sombrillas y camastros.

Los masajes y de paseos en banana tampoco tienen tarifa regulada. Estos últimos cobran 5 o 10 dólares por persona. Los precios se fijan según la afluencia de paseantes.— g.t.v.

 

Vila Dosal visita Pisté

El gobernador Mauricio Vila viaja a Pisté

Yucatán en naranja: muere adolescente de 15 años en Tizimín