in

Televisores flotan en los patios; las mascotas, muertas

Foto: Megamedia

TIZIMÍN.– Tras las afectaciones que ocasionó la tormenta tropical “Gamma”, comienza en este municipio el recuento de daños por parte de las autoridades estatales y municipales así, como la perforación de dos de 50 pozos que se harán en la cabecera municipal.

Aún no hay cifras oficiales sobre las familias que resultaron afectadas por los embates del fenómeno que golpeó a los tizimileños en varios sectores de la comunidad la tarde del sábado.

En los fraccionamientos Los Aguacates y Jacinto Canek las familias tuvieron un día ajetreado en busca que rescatar sus pocas pertenencias y mientras sacaban muebles, prendas de vestir y demás artículos, relataban una y otra vez lo vivido el fin de semana.

En Los Aguacates bastaron solo unos minutos para que las viviendas de los que están en la zona baja quedaran completamente inundadas, sus televisores nadaban hasta ayer en los patios de los hogares, las bardas que hace un par de meses les construyó el Ayuntamiento tras caerse por la tormenta tropical “Cristóbal” en junio, volvieron a derrumbarse.

Sus casas se ven frágiles, dicen que nunca antes habían pasado por algo de esa magnitud, pues el nivel del agua superó los dos metros.

La familia Baeza Quintal calcula que los daños en su hogar superan los 100 mil pesos, y solo pudieron salir con lo que llevaban puesto pues se confiaron que con el pozo que recientemente hizo el Ayuntamiento podrían librarla sin problema.

El Ejército Mexicano llegó de nueva cuenta para ayudar a las personas a rescatar sus pertenencias; personal de la Cruz Roja del Estado también hizo un levantamiento de las afectaciones y tomó fotografías de los daños en el interior de los hogares.

Ayer, pasadas las 2 de la tarde, el agua ya había bajado de nivel y fue cuando hubo vecinos que encontraron a sus mascotas ahogadas en los patios.

La perforación de pozos comenzó por la mañana cuando llegó el secretario de Desarrollo Rural, Jorge Díaz Loeza. Primero comenzaron en Jacinto Canek donde hubo complicaciones, pero lograron terminar en un plazo de cuatro horas.

Hasta ese lugar llegó el alcalde Mario González González, quien tras una plática con el funcionario estatal se acordó que las dos máquinas perforadoras estarán dos semanas en Tizimín o el tiempo que sea necesario para perforar 50 pozos en puntos que ya destinó la comuna.

Según el secretario, están con el recorrido, inspeccionan daños para poder determinar qué apoyos se darán, sin embargo dijo que lo prioritario es que las familias no estén entre agua y por eso se determinó como urgente la perforación de pozos que tendrán una profundidad de 34 metros

El alcalde dijo que a los albergues llegaron más de 100 personas, pero hasta ayer solo 25 estaban refugiadas en el Instituto Tecnológico de Tizimín a quienes se les apoyaba con insumos alimenticios.

En medio del recorrido de las autoridades municipales y estatales, el gobernador Mauricio Vila Dosal avisó de última hora que estaría en Tizimín.

El escenario fue preparado para su llegada, sin embargo, para evitar más estragos a las familias, Jorge Díaz dio instrucciones de que las máquinas sigan trabajando, aunque Vila Dosal no viera la magnitud de la inundación donde caminaría.

Su llegada se prolongó casi por la tarde, cuando lo esperaban vecinos en los dos fraccionamientos para manifestar sus afectaciones, también fueron a la comisaría de Xpanbihá, donde hubo otras familias que sufrieron inundaciones, pero cuando la comitiva llegó el agua ya había bajado de nivel.

Se espera que hoy siga el recuento de daños pues hasta ayer el mismo titular de la Seder dijo que no podrían dar alguna cifra pues hay comunidades que están incomunicadas y no saben en qué condiciones están.— WENDY UCÁN CHAN

Lee: ''Delta'' ya es huracán: sería de categoría tres o mayor

Camión choca con muro en la Mérida-Umán

Luz verde para las academias de varias disciplinas