in

Temen diarreas, tras 8 días de escasez de agua

El cárcamo donde se quemó la bomba de agua potable

Piden al gobierno de Cenotillo que repare una bomba

CENOTILLO.— Hoy viernes, los habitantes de esta cabecera municipal cumplen ocho días padeciendo de escasez de agua potable, debido a que el Ayuntamiento no repara la bomba que se quemó en el cárcamo del centro de esta comunidad.

Los vecinos indicaron ayer jueves que, además, la Comuna le adeuda a la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) y por eso no se logra la reparación de la bomba.

También dijeron que debido a que solo funciona una de las dos bombas que hay en la comunidad, se llena medio tinaco de agua para cada familia y muchos recurren a los pozos artesanales, pero arriesgan su salud.

“Ya vamos casi con ocho días de problemas con el agua potable; los que tenemos pozo artesanal la llevamos bien en parte y en parte no, porque ahora el agua viene contaminada; el problema será cuando se desaten los males diarreicos y entonces preguntarán por qué hay muchos enfermos por diarrea”, dijo Juan Medina.

“¿Quién sabe qué piensa la presidenta (Leticia Núñez Polanco), está dejando que el problema del agua crezca; al rato se desata el cólera y entonces el agua no será el problema, serán las medicinas y sueros, los adultos mayores y niños son los que más saldrían afectados”, coincidió Clara Medina.

“No es un problema cualquiera, hay gente que usa el agua para sus necesidades alimentarias, hay otros que no, pero de ese poco se puede desatar un mal diarreico; ojalá la presidenta municipal se ponga las pilas y se dedique a solucionar el problema, es responsabilidad de ella que se solucione, en ocho días no lo ha solucionado”, indicó a su vez Marcos Rodríguez.— José Candelario Pech Ku

 

Síguenos en Google Noticias

Mundo al día

Cartón de Tony: Si de cambios hablamos