in

Temen una tragedia por un ducto de Pemex bajo sus casas

Otra imagen de la vigilancia que militares realizaron en el predio donde hay presunto huachicoleo

Dicen que ya se deben reubicar ductos de Pemex

PROGRESO.— La calle 84 por donde pasa el oleoducto de Pemex es una bomba de tiempo, hay temor entre los vecinos que ocurra una tragedia de graves consecuencias y urge que las autoridades tanto municipales como estatales y federales hagan una revisión en toda esa arteria para determinar si no hay más tomas clandestinas de combustible, manifestó Frank García Gómez, quien tiene su casa en la 84 entre 27 y 29 cerca de donde ayer sábado se detectó fuerte olor a hidrocarburos que presuntamente se ordeñaba de una de las tuberías.

En la calle 84 corre el oleoducto de Pemex, hay tres tuberías: una para el traslado de diesel, otro para gasolinas y otra para turbosina, que se descargan en los barcos que atracan en la terminal remota. El oleoducto atraviesa toda la 84 y llega hasta la planta de almacenamiento ubicada a la vera de la carretera a Mérida.

Frank García, vecino de la calle 84, quien es presidente de la Unión de Locatarios del Mercado Municipal y también comisario ejidal de este puerto, señaló que de acuerdo con información de vecinos de esa arteria, por las noches y madrugada veían salir del predio asegurado ayer sábado, camionetas que al parecer llevaban recipientes con combustible.

Comentó que si había restricción de la movilidad vehicular, de 9 de la noche a las 5 de la madrugada, ¿Cómo pudieron esos vehículos transitar sin problema alguno por las noches y la madrugada, si se supone que había vigilancia policiaca? se pregunta García Gómez e indica que podría ser que algunos elementos de la policía municipal estuvieran involucrados, así que corresponde a las autoridades investigar.

Como vecino de la 84, Frank García considera que en el caso que hayan más tomas clandestinas, toda esa arteria es una bomba de tiempo, podría ocurrir una tragedia cuando estén perforando las tuberías o en el momento de la ordeña, puede ocurrir una explosión de grandes dimensiones y causar graves daños.

Considera que los predios de esa calle 84, que sus propietarios no están viviendo y las tienen dadas en renta, que sean inspeccionadas y se sepa quiénes son las personas que los ocupan, a qué se dedican y de dónde son.

Indicó que las autoridades pueden pedir la colaboración de los dueños de las casas para que se haga una revisión, y cree que los vecinos van a colaborar porque es por seguridad de las familias y de los habitantes de la ciudad. A las personas que rentan, pedirles también su colaboración y si no tienen nada que ocultar con seguridad van a acceder a que sus predios sean inspeccionados.

Asimismo señaló que con las tomas clandestinas que se han detectado, es conveniente y urgente reubicar las tuberías de Pemex, que se tome en cuenta su reubicación en el proyecto del puente que atravesará la ciudad para el tránsito de camiones de carga, pero ya es urgente que los ductos que están enterrados en la 84 dejen de funcionar, pues el huachicoleo se realiza en plena ciudad y con el peligro latente de una desgracia.

Por su parte Aurelio Teodoro Medina Pérez, coordinador de la Unidad de Protección Civil de este puerto señaló que en la ordeña de combustible podría ocurrir una explosión y ocasionaría graves daños, pero indicó que no tenía información confirmada que en el predio de la calle 84 entre 29 y 31 se haya encontrado una toma clandestina.— GABINO TZEC VALLE.

Unidos contra AMLO en su 6a. caravana