in

Temor a las reacciones por la vacuna antiCovid en Valladolid

Adultos mayores esperan su turno para recibir la primera de dos dosis contra el Covid-19 en el módulo del Hospital General de Valladolid

VALLADOLID.— Ayer se continuó con la campaña de vacunación en las diferentes sedes donde se está aplicando la primera dosis; sin embargo, lo que se observó es que no se está inyectando a ninguna persona de las comisarías, solo a los que viven en la cabecera, donde muchos no acuden por temor a una mala reacción.

Luego que muchas de las personas de 60 años en adelante recibieron llamadas en sus casas para ser vacunados y al no obtener respuestas para agendar fechas, muchos acudieron al Hospital y en el Centro de Salud el lunes desde temprano, donde se enfilaron, anotaron sus datos y fueron llamados para ser vacunados.

Por cierto, no se está aceptando a gente de municipios cercanos ni de las comisarías, de modo que solo son inmunizados los que viven en la cabecera, aunque un gran número de éstos no asiste debido al temor de alguna reacción negativa.

En redes sociales hay publicaciones sobre que las vacunas son pruebas que se están haciendo y muchos usuarios caen en estas noticias falsas, pero no todos se animan acudir a que los vacunen.

Sin embargo, en los centros de vacunación del Hospital General y el Centro de Salud hay buena asistencia. Hasta el momento no se tiene registro ni reporte de alguna persona que haya tenido una reacción negativa tras recibir la dosis.

Jesús Cabrera, uno de los que fueron vacunados, comentó que no tiene miedo, incluso cuando se enteró de la campaña de inmediato acudió para enlistarse, lo cual hizo sin problema.

Ahora hay que esperar que les informen cuándo les aplicarán la segunda dosis para completar el cuadro.

El adulto mayor recordó a la gente que el haber recibido su primera dosis no quiere decir que se baje la guardia, sino que hay que continuar con los cuidados preventivos ante el virus.

Él comentó que siempre tiene gel antibacterial en su bolsa y usa el cubreboca correctamente.

En los módulos del IMSS y del Issste también se aplica la primera inyección contra el Covid-19, donde acuden las personas que cuentan con esa prestación o que estén jubilados y pensionados de esos dos sistemas.

Sin contagios

En las comunidades rurales persiste el problema de no querer vacunarse, pues los habitantes argumentan que no tienen casos de Covid. En el caso de Xocén, las familias ni siquiera usan cubrebocas, ya que algunos dicen que en ese lugar no hay casos y que el único contagio que se registró hace algunos meses fue de un hombre de 85 años que falleció, pero que luego ya no se registró ningún otro caso.— Juan Osorio Osorno

Obituario: Carlos Armando Uicab Chalé

Abren las playas: se espera calor en el día, pero un norte en la noche