in

Temozón envía gente a Valladolid por su vacuna contra Covid

Vacunan a más “turistas”

VALLADOLID.— Colaboradores de la campaña de vacunación antiCovid-19 en el Hospital General cambiaron la dinámica y suspendieron la aplicación de las dosis a la gente foránea que llegó de la ciudad de Mérida desde las cinco de la mañana.

En su lugar, comenzó a inmunizar a varias personas que llegaron de la comisaría de Yalcón, transportadas en ambulancias de traslado ordenado por el Ayuntamiento, aunque hubo señalamientos en cuanto a que solo se le avisó a la gente identificada con el partido Morena.

Foto: Megamedia
A la

Por su parte, trabajadores de Salud, de la Jurisdicción Sanitaria número 2, fueron citados ayer jueves a las nueve de la mañana para que reciban su vacuna, independientemente de la edad de cada uno de ellos, pero hasta la una de la tarde ninguno había sido vacunado, incluso nadie les había dado la cara para que empiecen a pasar a recibir la dosis, de las que fueron enviadas para el personal médico del nosocomio.

Ayer publicamos que mucha gente pudiente económicamente llegó a esta ciudad como “turismo sanitario”, mismos que recibieron su vacuna. La mayoría de ellos fue calificada como “rica”, pues se les vio arribar en autos de lujo, incluso las mujeres llevaban bolsos de marcas reconocidas, entre otras cosas. Todos recibieron su vacuna y eso causó el enojo de varias personas de esta ciudad, ya que la disposición es que se le debe dar prioridad a la gente local, incluso se djo que no fueron avisadas las familias de las comisarías.

Ayer jueves, la situación fue diferente, decenas de personas arribaron de nuevo de la ciudad de Mérida desde las cinco de la mañana, según expresaron algunos de ellos se enteraron que había vacunas porque sus amigos que vinieron entre el martes y miércoles les dijeron que sí podían venir.

Comentaron que ante esa situación, muchos de ellos decidieron hacer el viaje desde la capital del Estado y hacer fila para poder entrar, sin embargo a las nueve de la mañana les comenzaron a decir que no podían entrar porque no recibirían la vacuna, pues ya “los jefes” ya habían dado otra orden.

“No es justo que luego de hacer un viaje ahora nos digan que no nos van a vacunar, parece que todo está politizado, ya que solo están metiendo a gente identificada con Morena”, dijo una mujer de unos 70 años que no quiso identificarse por pena a que salga publicado su nombre en el Diario.

Wilberth Zapata Osorio, es vecino de esta ciudad, pero debido a un crédito hipotecario que solicito para Mérida, se vio obligado a tramitar su identificación del INE en la capital del Estado, junto con su esposa, pero ya no hizo el cambio de nuevo para esta ciudad, por lo que no lo dejaron entrar al Hospital.

Zapata Osorio dijo que tiene su domicilio en el fraccionamiento Lolbé en esta ciudad, pero con credencial de la ciudad de Mérida, de modo que se negaron a vacunarlo, incluso no lo dejaron entrar al área de espera.

Por cierto cuando se intentó ingresar al estacionamiento del Hospital General, un guardia de seguridad con actitud amenazante intentó impedir que el reportero tome fotografías. “Está prohibido tomar fotos”, incluso se acercó al parecer con intención de tomar acciones físicas.

Mientras, en el estacionamiento se convertía en un caos el proceso para la vacunación, y tuvo que intervenir personal de la Guardia Nacional.

En el área considerada como de espera fuera del nosocomio decenas de trabajadores de la Jurisdicción sanitaria manifestaron su molestia, debido a que fueron citados a las nueve de la mañana para ser vacunados, pero ya después de la una de la tarde comenzaron a ingresar.

Los empleados de la Jurisdicción, en su mayoría enfermeros y promotores de salud, incluso personal de administración, empezaron a ser vacunados de las dosis que fueron enviadas para el personal médico sin importar la edad de cada uno de ellos, pero también se volvió un relajo el plan, debido a que al mismo tiempo en el interior del sanatorio estaban siendo vacunados los empleados de los programas de Bienestar del gobierno federal y los servidores de la Nación.

Otro punto que llamó la atención fue que en el momento que se les negaba la vacuna a la gente de Mérida, empezaron a llegar personas de la comisaría de Yalcón, los cuales fueron transportados en ambulancia que les tienen asignados al DIF Municipal. Según se dijo son gente identificada con el partido Morena.

También se vio llegar otra ambulancia del Municipio de Temozon haciendo “turismo sanitario”, llevando a gente para vacunar. Este municipio es gobernado por Carlos Kuyoc del partido Morena, el mismo que gobierna en esta ciudad, de modo que se presume algún pacto entre ambos municipios.— Juan Antonio Osorio Osorno

Reasignación de plazas en Salud por jubilaciones

AMLO arremete otra vez contra la Auditoría Superior: pide que la investiguen