in

Tener ''aspecto foráneo'', motivo para ser revisado, en Valladolid

Un policía interroga a un grupo de jóvenes que permanecía en el parque de Valladolid. Cerca de ellos

Inspecciones incómodas

VALLADOLID.— Tener “aspecto foráneo” o asumir determinada actitud, es motivo suficiente para ser sujeto de revisiones por parte de policías estatales, quienes se acercan a quienes consideran “sospechosos” y les comienzan hacer preguntas, incluso les piden su identificación cuyos datos ingresan en la Plataforma México para saber si tienen o no antecedentes, sobre todo verificar si están fichados en alguna parte del país.

Las revisiones se hacen de manera periódica tanto por agentes de la Policía Municipal como los de la estatal, quienes interceptan a peatones, ciclistas y motociclistas cuando los ven “sospechosos”, pero muchas veces resulta incómodo para los que son abordados en la vía pública para hacerles las revisiones correspondientes.

Las acciones policíacas se intensifican luego de la medianoche, hora en que los uniformados tienen el pretexto del decreto del toque de queda para detener a la gente que observen fuera de horario a quienes cuestionan, incluso hasta los catean en busca de “evidencias” que sustente la detención.

La semana pasada se observó a un grupo de jóvenes sentados en las bancas del parque de San Juan, al parecer llegaron en busca de empleo en el proyecto del tren maya, ya que la oficina de Recursos Humanos de la empresa Ingenieros Civiles y Asociados se encuentra cerca del lugar de donde estaban.

De repente se estacionó a unos metros de ellos una patrulla de la Policía Estatal, y dos uniformados se posicionaron a unos metros de ellos exhibiendo sus respectivas armas largas, mientras que un tercer policía los comenzó a cuestionar, e incluso les pidió sus identificaciones, cuyos datos ingresó a la Plataforma México para conocer más de ellos.

Los datos fueron ingresados en el equipo que los mismos uniformados llevan en la patrulla, a fin de saber si están fichados en alguna parte del país, sobre todo si tienen cuentas pendientes con la ley en alguna parte, pero luego de corroborar que no había nada, les devolvieron sus pertenencias y se retiraron del lugar.

Los jóvenes en ningún momento mostraron temor pues según indicaron no tienen nada que ocultar porque están en busca de empleo, como muchos de los que llegan a esta ciudad atraídos por el proyecto del Tren Maya.— Juan Antonio Osorio Osorno

''El diablo metió la cola'' en Sisal por un apoyo

Jesús Retana Vivanco: Miedo