in

Testimonio de enfermera que padeció Covid-19

En imagen reciente

“No es mejor que te dé”

TICUL.— Rubí Argelia Chan Be, de unos 40 años de edad, licenciada en Enfermería, es una de las 14 personas que han dado positivo al nuevo coronavirus en este municipio, pero ahora está en plena recuperación y lista para ayudar a los demás, siguiendo con su vocación.

La profesional, quien cuenta con especialidad en la Salud Pública, cumplió ayer un mes desde que fue diagnosticada con Covid-19 y comparte cómo fue vivir con la enfermedad.

“Quiero decirles que es una experiencia fuerte en todos los sentidos.

“Aunque han pasado treinta días ya desde el inicio de los síntomas, los cuales fueron solo tos muy leve y cierto flujo nasal, hasta el día de hoy tengo malestar a nivel pulmonar, posiblemente por una inflamación de la capa que rodea el pulmón (pleura).

“Expertos en el tema me han dicho que requeriré una tomografía pulmonar para valorar daños a ese nivel”, explica.

“Se sabe que muchas personas sufren síntomas leves, como es mi caso; al término de catorce días o un poco más la ‘carga viral’ es tan baja que ya no se tiene la capacidad de infectar a los demás; sin embargo, se siente el miedo de las personas que te rodean lo cual es justificado pues hablamos de un virus que puede llegar a ser mortal.

Y continúa: “Hemos oído de personas muy jóvenes y sin padecimientos previos como diabetes e hipertensión que han fallecido”.

Secuelas

La profesional agrega que hasta el día de hoy no tiene sentido del gusto y del olfato y cuando hace un esfuerzo como subir escaleras se siente cansada.

“Les comparto parte de mi experiencia posterior al padecimiento para que no crean que es mejor que te dé y la libras de una vez.

“El virus deja secuelas, consecuencias, muchas de ellas en el organismo, pero también fuera de él, como son las sociales, en donde aún pasados los treinta días es difícil reincorporarse a la rutina, dado el temor que genera tu cercanía con los demás, aún sabiendo que has creado inmunidad, pero a muy alto costo personal y social.

“Accedí a presentarles parte de mi experiencia y quise enforcarla al ‘post’ de la enfermedad, porque considero que es importante que la gente sepa a qué se está enfrentando.

“Creo que se ha hablado tanto del inminente riesgo al que estamos expuestos y muchos hasta desean que les dé (el Covid-19), pero les comento que en países muy avanzados, en donde la gente prefirió arriesgarse a salir pensando que la ‘inmunidad de rebaño’ iba a propiciar que pronto volvieran a su rutina, se equivocaron, ya que no fue así. Lo que se logró fue aumentar la cifra de muertes por la cantidad tan grande de personas que se infectaron en las calles y lugares concurridos, quienes no se pudieron atender bien y sobrevivir a la enfermedad”.

Ansiedad

Para Rubí Chan fue muy difícil sobrellevar la incertidumbre de no saber si se aliviaría finalmente de la enfermedad.

“La parte que se vive cuando te diagnostican es otra historia, así como los días de aislamiento en donde la ansiedad y el miedo se apoderan de ti por no saber cómo vas a evolucionar, y si vas a presentar dificultad para respirar y requerir ingreso e incluso llegar a terapia intensiva.

“Aunado a eso, las llamadas de mucha gente y los comentarios cargados de morbo son una carga adicional de estrés”.

La profesional piensa ayudar a otras personas a protegerse del virus y ya prepara vídeos enfocados a los cuidados, el cual recomendaría a familiares y al propio enfermo que pase por esta difícil situación.

“Hay mucho de qué hablar sobre este tema”, dice, e insiste en que aceptó compartir su testimonio para contribuir al llamado a quedarse en casa.

“Solo se debe salir en casos muy urgentes y, de ser así, mantener una distancia a no menos de dos metros de otra persona”, enfatiza.

“Lo mejor es quedarse en casa. Cuida tu vida y la de los demás”.

Más casos

Como informamos ayer, en Ticul, de acuerdo con los registros del gobierno del Estado, anteayer miércoles se sumaron dos nuevos enfermos de coronavirus y con ello la cifra llegó a 14 casos.

No obstante, Rubí Chan indica que se presume que hay más contagios, porque hay personas que no acuden al hospital y esos son los más peligrosos.

“Hay personas que no se diagnostican; son portadores de ese virus y son los que andan propagando los contagios”, puntualiza.— Sergio Iván Chi Chi

DiariodeYucatán

 

 

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro