in

Trabajador se sentó a descansar y ya no despertó en Kanasín

La movilización para levantar el cuerpo en Kanasín

MÉRIDA.- Un infarto acabó con la vida de un hombre cuando se disponía a regresar a su casa luego de trabajar desyerbando jardines.

Los hechos sucedieron hoy, alrededor del mediodía, en la calle 17-A de la colonia Arboleda de Kanasín. Luego de terminar su jornada el hombre se sentó en la acera y se quedó dormido.

Los vecinos del lugar dicen que lo vieron durmiendo “plácidamente”, por lo que no se atrevieron a despertarlo.

Sin embargo, pasadas las 6 de la tarde, al ver que seguía en el lugar, un par de personas acudió a despertarlo y grande fue su sorpresa al percatarse de que ya no respiraba.

Asombrados llamaron al 911 y al lugar llegaron elementos de la policía municipal de Kanasín, quienes constataron que ya no contaba con signos vitales, por lo que llamaron a la Fiscalía para que realizara su labor y deslindar responsabilidades.

Un médico legista determinó que efectivamente había muerto de un infarto fulminante y una funeraria particular se hizo cargo del cuerpo.- AIM

Te puede interesar: Hombre halla sin vida a su amigo en un predio de Caucel

Pemex pide a empleados de una filial devolver utilidades

Otro premio gordo en Mérida en menos de 15 días